Crónicas Marcianas de Ray Bradbury

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crónicas Marcianas de Ray Bradbury

Mensaje  García Rocío el Dom Sep 16, 2012 8:03 pm

Crónicas Marcianas


Los hombres de la tierra.

Comienza con la segunda expedición a Marte comandada por el capitán William y sus tres tripulantes. Mientras que esperan hablar con el señor Ttt miran al cohete y mediante una metáfora “(…) las huellas de una pisadas unían la puerta del cohete con la casa de piedra.” (Pág. 36), nos intentan mostrar que la casa del señor y la señora Ttt fue su primer destino después de bajar del cohete. Después de esperar mucho tiempo la señora Ttt les entrega un papel y les dice que el señor Ttt no estaba disponible y que tendrían que hablar con el señor Aaa, quien tampoco los escucho y les dijo que al que querían ver era al señor Iii.
Para demostrar la frustración de los tripulantes se utiliza un heterostiquio “Quizás debiéramos elevarnos y descender de nuevo.” (Pág. 39), porque ya no querían saber nada de hablar con otros marcianos, lo que querían realmente era que los recibieran con una gran fiesta y felicitarlos por su logro de haber llegado a Marte.
Ya en la casa del señor Iii, quien les ofreció un cuarto para pasar la noche, al entrar en la habitación los esperaban para celebrar su llegada a Marte tal y como ellos soñaban, pero luego se dieron cuenta de que algo andaba mal. Más tarde cayeron en la cuenta de que donde estaban no era un hotel sino un manicomio. Luego llego el señor Xxx, quien supuestamente era un psiquiatra, y el capitán Willian le dijo que le hicieran todas las pruebas que quisieran total no estaban locos. Le mostraron el cohete y aun así no les creían. Como el psiquiatra pensaba que su locura era incurable los mató, pero como el cohete seguía ahí y no desaparecía pensó que se había contagiado su locura y se suicido.

La tercera expedición

“Era una nave nueva con fuego en las entrañas (…)” (Pág. 53), es una metáfora utilizada para decir que la nave hacia mucha combustión, en ella llegaba la nueva expedición ya que la Tierra no tenia noticias de la segunda.
Al aterrizar en Marte todos se asombraron porque había casas como en la tierra y comenzaron a preguntarse si anteriormente ya alguien habría viajado a Marte y habría comenzado una civilización allí, o si simplemente todas las civilizaciones por alguna razón tuvieran los mismos gustos. Como no era muy posible todo eso empezaron a dudar de si realmente habían llegado a Marte, para ello se utiliza una pregunta retórica “¿Es lógico que un compositor marciano haya compuesto (…) Hermoso Ohio?”(Pág. 55). De a poco cada tripulante iba reconociendo alguna de las casas de allí y cuando entraban en ellas se encontraban con personas que ya habían muerto. “El joven llegó corriendo, le tomó la mano y le palmeó la espalda” (Pág. 64), con esta aceleración intenta mostrar como todo pasaba tan rápido para el capitán John Black, quien se encontró con su hermano. Y luego con su madre y su padre, los cuales estaban todos difuntos, dentro de su antigua casa. Su madre le explico que Marte era como una segunda oportunidad luego que uno muriera en la tierra.
Ese día todo la tripulación de la tercera expedición la paso festejando y disfrutando con sus familiares muertos. Por la noche el capitán se acostó con su hermano en su viejo cuarto y comenzó a pensar “¿Cómo, se preguntó, cómo se creó este mundo? ¿Por qué? ¿Con qué fin? ¿Por la voluntad de una intervención divina? ¿Dios se preocupa tanto de sus criaturas? ¿Cómo y porqué y para qué?”(Pág. 68), estas preguntas retoricas y la última junto con un poliptoton, son todas las preguntas que pasaban por la cabeza del capitán y que nos muestran como empieza a dudar de que todo lo que les está pasando es verdad o son los marcianos que los engañaron para matarlos. Comienza a tener mucho miedo e intenta escapar pero su hermano lo detiene y no pudo llegar hasta la puerta. Al día siguiente “De todas las casas de la calle salieron solemnes y reducidos cortejos llevando largos cajones” (Pág. 69), con esta metáfora nos damos cuenta que al final si era todo un plan de los marcianos para separarlos y matarlos uno por uno de noche.

Los colonizadores

Luego de la cuarta expedición los humanos comenzaron a poblar Marte. “Llegaron porque tenían miedo o porque no lo tenían, porque eran felices o desdichados (…)” (Pág. 100) con estas dos antítesis el autor nos intenta mostrar algunas de las variadas razones por las cuales los humanos comenzaron a llegar a Marte, lo mismo que este poliptoton “Dejaban mujeres odiosas, trabajos odiosos (…)”, cualquiera era una buena razón para mudarse.” “Y los hombres se lanzaban al espacio.” (Pág. 100). Con esta metáfora nos da a entender que los hombres veían nuevas oportunidades en Marte y de a poco fueron poblándolo.

Encuentro nocturno.

Todo el cuanto transcurre en una sola noche. Tomas, yendo a una fiesta para en una gasolinera de Marte y comienza a hablar con un viejo que le dice que fue allí para escapar de todas las cosas aburridas o feas de la tierra, para resaltar la idea del viejo utiliza esta aceleración, con asíndeton “(…) decidí no esperar nada, no preguntar nada, no sorprenderme con nada.” (Pág. 109). Después de pasar un rato en la parada hablando con el viejo Tomas siguió su camino, “La carretera solitaria (…)” (Pág. 110) esta personificación y esta metáfora “(…) se deslizaba bajo las ruedas (…)” (Pág. 110), que también tiene un sinécdoque, se utiliza para resaltar que por la carretera no pasaba nadie y que Tomas estaba solo.
Luego de mucho viaje tomas se detuvo en una de las ciudades marcianas abandonadas para tomar una taza de café, pero antes de poder hacerlo se encuentra con un marciano. Comienzan a hablar y se le ocurre ofrecerle una taza de café pero al intentar dársela atraviesa su mano como si fuera una nube. Tomas se da cuanta de que se podían ver las estrellas a través del marciano, utiliza una metáfora con heterostiquio “Estoy borracho, pensó Tomas.” (Pág. 114) para mostrarnos lo confundido que estaba Tomas frente a toda esta situación. Pero luego de hablar decidieron que no importaba quien estaba vivo o muerto, o quien vivía en el presente y quien en el pasado, utilizando una pregunta retórica, con metáfora “¿Qué importa quien es el pasado o el futuro, si ambos estamos vivos?” (Pág. 117). Al final terminaron de hablar y cada uno siguió su camino, Tomas para su fiesta y el marciano para su ciudad.

Un camino a través del aire

Todo comienza cuando los negros deciden irse a Marte. En ese momento no era bien visto que los negros desobedecieran a los blancos, eran más usados como esclavos que otra cosa. Utiliza un polisíndeton “(…) y eran hombres y mujeres y caballos y perros alborotados y niños y niñas.” (Pág. 135) para mostrarnos que no eran pocos, sino que eran familias enteras que se querían ir para poder comenzar de nuevo. Samuel Teece, dueño de una ferretería, tenía a su cargo dos negritos Belter y Silly, quienes también querían irse a Marte. Pero no importa lo que tuviera que hacer no quería que se fuerana ningún lado. Este heterostiquio “Sacudió al negro, sosteniéndolo de los tirantes, lentamente, acompasadamente.” (Pág. 138) nos muestra como amenazaba a Belter para que no lo dejara, ya que le debía dinero. Pero los negros que pasaban por la calle, también dirigidos hacia las naves, escucharon la pelea y reunieron la plata que Belter le debía a Teece y no tuvo otro remedio que dejarlo ir, pero Silly estaba un poco más complicado porque tenía un contrato que supuestamente había firmado con una cruz. “Teece sonrió con una mueca y palmeo los hombros del negrito.” (Pág. 143), en este heterostiquio lo que nos intenta mostrar es la desesperación de Samuel por imponerle a los negros su autoridad. Pero los amigos de Samuel lo terminaron convenciendo de que dejara que Silly se fuera a Marte, y así fue. Luego desde la ferretería pudo ver los cohetes cruzando el cielo donde iban todos los negros, para eso utiliza una sinestesia “(…) se alejaron bajo el cielo luminoso (…)” (Pág. 146).

Usher II

William Stendahl era un bibliotecario al cual le habían quemado los libros los inspectores de la moral. Muy enojado decide irse a Marte para construir la casa de Usher y vengarse de todos ellos. “Proyectada, construida, comprada, pagada, (…)” (Pág. 151), esta aceleración nos muestra qué hizo en Marte todo ese tiempo que pasó. Apenas se fueron los constructores de la casa, llego Garrett el inspector. Para eso utiliza una pregunta retórica “¿De modo que al fin llegaron a Marte, ustedes los del Clima Moral?” (Pág. 155) para demostrar el desprecio que le tiene por quemar todos sus libros y que no le permitan expresase, al igual que este asíndeton “Después, cuando ya estaba todo tranquilo, los aguafiestas, gentes (…) a imponer sus climas morales” (Pág. 161). Stendahl lo invita a recorrer la casa, lo mata y envía a un robot a suplantarlo. Luego con todo preparado para una fiesta llegan los invitados, al ver la casa toda de gris, con ratones y robots se asombran y le preguntan si todo eso estaba permitido, pero Stendahl no les responde. Toda la casa esta ambientada en el cuento de Poe “La caída de la casa de Usher”, que ya el nombre nos adelanta un poco el final. Mas adelante, Stendhal se entera que el inspector Garrett había matado en realidad a un robot y que en cualquier momento llegaría el de verdad, los invitados estaban disfrutando de la fiesta pero comenzaron a morir y ser reemplazados por robots, uno de los invitados le dice “¡Dios mío, que imaginación!” (Pág. 164), utilizó este heterostiquio ya que no sabía lo que realmente estaban queriendo. Cuando llego el inspector Garrett de verdad William lo emborrachó y lo condujo a un lugar apartado para matarlo con una de las muertes de Poe, lo cual se pudo haber dado cuenta si hubiese leído El gato negro, así Garret hubiese entendido las intenciones de William. Al final Stendahl le dice que tenía que repetir la frase “¡Por amor de Dios, Montresor!” (Pág. 166) que es un Leiv Motive, para quedar igual que el libro y mientras tanto comienza a construir una pared de ladrillo a su alrededor. Luego de terminar sale de la casa y esta se parte a la mitad y se cae como en el final del libro.

La tienda de equipaje.

“Una guerra iba a estallar en la Tierra” (Pág. 184) esta metáfora es el comienzo del cuento ya que de esto se entera el dueño de la tienda de equipaje que estaba hablando con el padre Peregrine. Era de noche por eso usa la metáfora “(…) en el cielo nocturno (…)” (Pág. 184). Mientras que avanza la conversación se utiliza una pregunta retórica “¿En esa luz viven dos billones de personas?” (Pág. 184) para darnos a entender que desde Marte ellos miraban a la Tierra y se sentían muy pequeños comparados con ese punto donde vivían tantas personas. Al final el padre Peregrine se da cuenta de que en la tierra están todos sus recuerdos y las cosas que ama, como muchas otras personas que también se darían cuenta tarde o temprano de lo mismo y en ese momento el padre le dice “Ahora que lo pienso, necesito una valija nueva.” (Pág. 185)-

Los pueblos silenciosos.

Todo comienza cuando estalla la guerra en la Tierra y las personas deciden volver para estar con su familia. Walter Gripp vivía en las lejanas colinas azules y de vez en cuando bajaba a la ciudad a comprar lo necesario. Un día fue hacia la ciudad y no encontró a nadie, estaba todo vacío, después de un par de día allí ya no sabía que más hacer. “(…) se paseaba mirando las hermosas y sonrosadas mujeres de cera de los coloridos escaparates.” (Pág. 203) con esta personificación nos intenta mostrar que estaba tan solo que para matar el tiempo se la pasaba mirando los maniquíes de las vidrieras de ropa. Mas tarde suena un teléfono pero él no llega a contestar y empieza a hacerse ilusiones de que es una mujer ya que a él nunca se le hubiese ocurrido llamar a casas al azar, para ello usa una pregunta retórica “¿He telefoneado yo a alguien?” (Pág. 205). Walter comienza a llamar a los salones de belleza y la encuentra a Genevieve pero se corta la comunicación y se dirige hacia el lugar donde llamó, pero no estaba, entonces vuelve pensando que ella también fue hacia donde él estaba y cuando llega se encuentra con algo totalmente opuesto a lo que él imaginaba. Para esto utiliza una metáfora “(…) le cruzaba la cara unas grandes rayas rojas (…)”, que con esto intenta referirse a sus grandes labios. Ella lo esperaba con una caja que dentro tenia un vestido de novia, Gripp se asusta tanto que subió nuevamente al auto y viajó durante tres días sin parar y cuando encontró un lugar cómodo se quedo, pero nunca volvió a contestar un teléfono.

Los largos años.

Hathaway una de las tres personas que quedaba en Marte y ex tripulante de la última expedición vivía con su “familia” esperando a que las naves volvieran a buscarlos. Para eso utiliza una sinestesia “(…) en el cielo ventoso (…)” (Pág. 214) que nos intenta decir que miraba el cielo ventoso por si veía alguna nave. Un día se encuentra con Wilder, el capitán de la cuarta expedición. Se utiliza una anáfora “Alice ¿Te acuerdas (…). Alice titubeó (…)” (Pág. 219) para mostrarnos que Hathaway estaba realmente feliz y quería que su familia también lo este. El capitán al ver a la familia se sorprendió porque estaban tal y como él los recordaba, pero ya hacia 20 años que no se veían, entonces comenzó a sospechar algo. Hathaway ese mismo día muere. Ya habiéndose dado cuenta de que la razón de ser tan joven la familia era porque en realidad estaba muerta y ellos eran marcianos. Wilder los saluda y se va en su nave.
Por ultimo utiliza un asíndeton “Noche tras noche, año tras año, la mujer, sin ningún motivo, sale de la casa y mira largamente al cielo con las manos en alto, mira la Tierra, la luz verde, sin saber por qué mira, (…)” (Pág. 225), que yo creo que lo hace porque la esposa después de vivir tanto con Hathaway y de escuchar tantas cosas de la tierra seguramente le daba curiosidad ese lugar tan raro de donde provenían tantas personas.

García Rocío

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 24/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.