"Crónicas marcianas" , Maica Minaglia, Secundario Ana Maria Mogas, 2ºA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Crónicas marcianas" , Maica Minaglia, Secundario Ana Maria Mogas, 2ºA

Mensaje  maica minaglia el Dom Sep 16, 2012 12:37 am

Crónicas Marcianas
Es una novela de ciencia ficción escrita por Ray bradbury, esta dividida en veinticinco capítulos, de los cuales voy a hablar de diez de ellos: “Ylla”, “Los hombres de la tierra”, “La tercera expedición”, “Aunque siga brillando la luna”, “La mañana verde”, “Un camino a través del aire”, “Usher II”, “El marciano”, “Fuera de temporada” y “Los pueblos silenciosos”, en estos se encuentran una gran cantidad de recursos de estilo y a partir de ellos voy a ir contando la historia, elegí estos diez capítulos por que fueron los que mas me gustaron y atraparon.
Este es un libro muy interesante que habla sobre la colonización de Marte por los hombres de la tierra.


Ylla: La señora K (Ylla), una habitante de Marte, soñó con que un hombre llamado Nathaniel York y su compañero, le decían que eran hombres de la tierra que realizaban el primer viaje a Marte, luego en el segundo sueño que tuvo la señora K, le dieron el lugar, la fecha y el horario en el que aterrizarían allí.
“Ocurriría en cualquier momento. Era como en esos días que se espera en silencio la llegada de una tormenta (…) Sombras y vapores. Los oídos zumban y uno esta suspendido en el tiempo esperando la tormenta. Uno empieza a temblar. El cielo se cubre de manchas (…), las montañas parecen de hierro (…)” (Pág.30) (metáfora y personificación). Aquí se muestra la espera del aterrizaje de la nave de los terrícolas, que sucedería en cualquier momento.
Mediante la personificación: “Ylla caminó por la casa de verano, silenciosa y sofocante.” (Pág.31) Y la enumeración: “El rayo caería en cualquier momento; habría un trueno, uno bola de humo y luego silencio, pasos en el sendero, un golpe en los cristales, y ella correría a la puerta” (Pág.31) se muestra la ansiedad y emoción con la que Ylla esperaba la llegada de los hombres que conoció en sus sueños. “Y entonces sucedió” (Pág.31) (núcleo resumidor) a través de este recurso el autor da a entender la llegada de Nathaniel y su compañero, pero con un asíndeton: “Que tonta soy, pensó mientras entraba en la casa. No ha sido mas que un pájaro, una hoja, el viento, o un pez en el canal.” (Pág.31) Nos dice que solo fue una ilusión de Ylla. “Y entonces a lo lejos se oyó un ruido de pasos en la grava. Se incorporó y aguardó, inmóvil, dentro de la habitación silenciosa.” (Personificación y aceleración de la acción) (Pág. 32), “Los pasos titubearon ante la puerta” (Personificación) (Pág. 32), “¿Tenía que hablar, tenía que gritar: << ¡Entre, entre!>>?, se pregunto Ylla” (Pregunta retórica) (Pág.32), “Una mano movió el picaporte” (Sinécdoque, nombra una parte por el todo) (Pág. 32), en estos recursos se muestra el ingreso de alguien en la casa de Ylla.
“La puerta se abrió. Ylla dejó de sonreír. Era su marido. La mascara de plata tenía un brillo opaco” (Progresión, antitesis) (Pág.32), a partir de estos recursos se ve la desilusión de Ylla al ver que la persona que entraba no era el hombre de la tierra si no su marido. En el final a través de un poliptoton: “lloro y no se por que, pero estoy llorando” (Pág.33) se muestra la tristeza de Ylla al no encontrarse con los hombres de la tierra.



Los hombres de la tierra: En este capitulo se cuenta la segunda expedición a Marte, en la que la tripulación se encontraba integrada por el capitán y tres hombres más.
La tripulación con mucha ilusión habían ido a la primera casa que vieron, la mujer que vivía allí no le dio importancia a su llegada y los envió con otra persona, este tampoco le dio importancia a su llegada y les indico a donde debían ir para ser recibidos.
“-Quizá pudiéramos irnos y venir otra vez (…) Quizá tendríamos que elevarnos y bajar de nuevo. Darles tiempo de organizar una fiesta” (antitesis) (Pág.45) fueron las palabras de uno de los hombres de la tripulación donde se muestra la tristeza de no ser recibidos como ellos creían que lo harían.
Los tripulantes de la segunda expedición se dirigieron al lugar que les había indicado el segundo hombre que visitaron, donde se encontraba el señor Iii.
“El capitán titubeó, tomó la llave y se quedo mirando fijamente las tablas del piso” (aceleración de la acción) (Pág.48) aquí se muestra la reacción del capitán cuando el señor Iii le dio la simple llave de una casa, sin tomar en cuenta que eran hombres de la tierra.
Retardación de la acción: “Hombres y mujeres gritando de alegría, derribando mesas (…) y levantándolos en los hombros, dieron seis vueltas completas a la sala, saltando, brincando, cantando.” (Pág.50), aquí esta expresada la reacción de las personas dentro de la casa luego de que la tripulación le contara que venían de la ciudad de Nueva York, del planeta tierra.
El capitán de la tripulación de dio cuenta de que no era una fiesta si no que estaban encerrados en un manicomio, al día siguiente de su llegada a la casa, el psiquiatra del manicomio habló con ellos. “(…) Pero cuando se llega a un caso como usted, he de advertírselo, a alucinaciones primarias, secundarias, auditivas, olfativas y labiales, y a fantasías táctiles y ópticas el asunto es grave. Es necesario recurrir a la eutanasia” (Sinestesia y enumeración) (Pág.55), Esas fueron las palabras que le dijo el psiquiatra Xxx al capitán, ya que pensaba que los tres hombres que acompañaban al capitán eran alucinaciones del mismo. Por esto los tripulantes de la segunda expedición decidieron mostrarle el cohete para que no los creyeran locos.
“Nunca conocí ejemplo mas increíble de alucinación sensorial y sugestión hipnótica. (…). –Golpeó la coraza.-Lo oigo. Fantasía auditiva.-Inspiro.-Lo huelo. Alucinación olfativa inducida por telepatía señorial (…).” (Sinestesia) (Pág.57), aquí el autor nos muestra que a pesar de ver el cohete el señor Xxx seguía pensando que el capitán estaba loco, entonces lo mato, pero luego de matarlo los tres hombres que lo acompañaban no desaparecían, se asombro, pensó que eran alucinaciones que persistían en el tiempo, pero luego de matarlos a ellos también, sus cadáveres seguían allí y el cohete también, esto lo hizo pensar que el loco era el entonces se mató.



La tercera expedición: En este capitulo se cuenta la tercera expedición hacia Marte, y mediante la personificación el autor nos muestra cuando el cohete sale de la tierra hacia Marte: “(…), y el cohete había florecido en ardientes capullos de color y había escapado alejándose en el espació” (Pág.62).
Al llegar a Marte Tres hombres de los 17 de la tripulación, el capitán John Black, Lusting y Hinkston bajaron de la nave, el lugar era muy parecido a la tierra años atrás. Fueron hacia una casa donde la mujer que vivía allí les dijo que estaban en Green Bluff, Illinois, en el continente americano, en mil novecientos veintiséis, los hombre estaban muy confundidos, pensaron que habían vuelto en el tiempo.
Enumeración: “Lusting se echo a llorar. Alzó unos dedos que se le retorcían y temblaban, y en su cara hubo asombro, incredulidad y dicha (…)” (Pág.73), Polisíndeton: “Miro calle abajo y empezó a correr torpemente, cayéndose y levantándose, y corriendo otra vez” (Pág.73), a través de estos dos recursos se ve a Lusting dirigiéndose a la casa de sus abuelos, la reconoció al verla y se echo a correr, los otros dos hombres de la tripulación lo siguieron, allí dentro de la casa se encontraban sus abuelos que habían fallecido en la tierra hace años, su abuela le dijo que estaban allí desde que murieron, que no era el cielo si no que allí tenían una segunda oportunidad.
Polisíndeton y concatenación: “Se detuvo mirando el cohete. Las portezuelas estaban abiertas y la tripulación salía y saludaba, y se mezclaba con la muchedumbre que había reunido (…) La gente bailaba alrededor. La gente se arremolinaba. El cohete yacía vació y abandonado.” (Paginas.75-76). Aquí se muestra como los hombres que habían quedado dentro del cohete salían para encontrarse con sus familiares, el capitán veía esto como un abandono a su deber, no podía entender que no obedezcan sus ordenes.
Con la enumeración e hipérbaton: “Por la acera bajo el sol de Marte venia caminando un joven de unos veintiséis años, alto, sonriente, de ojos asombrosamente claro y azules.” (Paginas. 76-77), se describe al hermano del capitán el cual se encontró con el en Marte, luego de ello el capitán se fue con su hermano a ver a sus papas que también se hallaban allí, en Marte, en la vieja casa donde el vivía, para narrar este reencuentro el autor utiliza la enumeración: “En el umbral, mamá, sonrosada, rolliza y alegre. Detrás papá con canas amarillas y la pipa en la mano.” (Pág.78) y la metáfora: “El capitán subió las escaleras corriendo como un niño” (Pág.78). El capitán entro en la casa y ceno con la familia, luego se fue a dormir junto con su hermano a su viejo cuarto, una vez allí, acostado en la cama el hombre se planteo dudas a través de preguntas retóricas: “¿Cómo?, se pregunto. ¿Cómo se hizo todo esto? ¿Y por qué? (…)” (Pág. 81). Pensó que tal vez todo era un plan de los marcianos, que al verlos llegar en el cohete los odiaron y que quisieran destruirlos, luego sintió miedo. Aceleración de la acción: “levanto con mucho cuidado las mantas y salio de la cama (…), cuando oyó la voz de su hermano (…) – he dicho que a donde piensas que vas. – A beber un trago de agua. – Pero no tienes sed (…) El capitán John echo a correr por el cuarto (…) Nunca llego a la puerta” (paginas 83-83).
Enumeración y metáfora: “A la mañana siguiente la banda de música toco (…) De todas las casas de las calles salieron solemnes y reducidos cortejos llevando lardos cajones, y por la calle soleada, llorando, marcharon las abuelas, las madres, los hermanos (…), y caminaron hasta el cementerio, donde había fosas nuevas (…)” (Pág. 84). Mediante estos recursos se muestra la muerte de los tripulantes de la tercera expedición.



Aunque siga brillando la luna: Cuenta la cuarta y ultima expedición, en esta se dieron cuenta de que ya no quedaban marcianos en Marte. Uno de los hombres de esta expedición, Spender, no podía tolerar ver como sus compañeros contaminaban Marte y le sacaban la tranquilidad al lugar, por ello se alejo del grupo. “Paso una semana, y Spender aún no había vuelto.” (Hipérbaton) (Pág.99).
Concatenación y personificación: “Un hombre se acerco caminando a lo largo de la orilla. La sombra del hombre cayó sobre Biggs. Biggs alzó los ojos.” (Pág.99), se muestra mediante estos recursos como Spender se acerca a Biggs, uno de los integrantes de la cuarta expedición, y luego a través de un poliptoton, aceleración de la acción e hipérbaton muestra como lo mata y de que manera queda el cadáver de Biggs sobre el agua: “Spender apretó en gatillo solo una vez (…) Durante unos instantes Biggs permaneció sentado a orillas del agua, luego se inclino adelante y callo. El cadáver floto con lenta indiferencia bajo las lentas corrientes del canal. Se oyó un hueco gorgoteo, y luego nada.” (100). Aquí se ve como Spender mata a Biggs, luego de ello Spender se acerca a otros cuatro hombres de la tripulación que estaban desayunando, y los mató, ya que el se sentía un marciano y no quería que vuelvan a la tierra para avisarles que Marte era habitable, luego se fue a arriba de las colinas, a esperar que vinieran los hombres que quedaban a atacarlo.
Hipérbaton y pregunta retórica: “Lo envolverían en una red, en un circulo. Spender lo sabía. Lo rodearían, estrecharían el cerco y lo atraparían. ¿Por qué no utilizaban granadas? (…).” (Pág.105).
El capitán de la tripulación, Wilder, subió hacia donde estaba Spender, allí tuvieron una larga charla, el capitán entendió lo que le sucedía, Spender se sentía un marciano y no quería que arruinen Marte como lo habían echo con la tierra.
Spender le dijo que cuando matara a todos a él lo dejaría vivo, que quizá cambie de opinión, el capitán le dijo que llevaba demasiada sangre terrestre en las venas que no pararía de perseguirlo y se separaron para seguir con la persecución.
A partir de la personificación y la aceleración de la acción el autor nos muestra como Wilder mata a Spender: “El rifle apuntaba. El capitán tomo aliento (…) Y apretó el gatillo.” (Pág.117).



La mañana verde: Un hombre llamado Benjamín Driscoll se había mudado a Marte, la atmósfera de allí no era favorable para su cuerpo, le dificultaba respirar, entonces decidió plantar semillas de todo tipo de plantas y árboles. “Benjamín Driscoll escuchaba como la tierra oscura se recogía en si misma, en espera del sol y las lluvias, que aún no habían llegado. Acercaba la oreja al suelo y escuchaba a lo lejos las pisadas de los años e imaginaba los verdes brotes de las semillas sembradas ese día; los brotes buscaban apoyo en el cielo, y echaban rama tras rama hasta que Marte era un bosque vespertino, un huerto brillante.” (Personificación) (Pág.122), con esto se expresa la ansiedad de Benjamín, de que crecieran de las semillas que planto en el suelo de Marte.
Benjamín se desmayo y despertó en un hospital, donde le dijeron que tenia que volver a la tierra ya que no se adaptaba al aire enrarecido de Marte, el no quería volver, entonces exigió hablar con el coordinador. Este le dijo que le darían todas sus semillas, pero que no eran muchas.
Benjamín se puso a plantar las semillas que le habían dado, durante un mes, sin mirar atrás.
Por medio de la Personificación y metáfora: “Fresca, dulce y tranquila, caía desde lo alto del cielo, como un elixir mágico que sabia a encantamientos, estrellas y aire, arrastraban un polvo de especias, y se le movía en la lengua como un raro jerez liviano.” (Pág.125), el autor cuenta de que manera y como era la lluvia que caía del cielo. Esa lluvia más el suelo mágico y extraño
de Marte, permitieron que crecieran todos los árboles, arbustos y plantas, que Benjamín Driscoll había plantado en ese mes.



Un camino a través del aire: Los negros se dirigían hacia los cohetes para ir a Marte inundando las calles, bajaban todos juntos, esto el autor lo expresa a través de una metáfora: “(…) las aguas negras y calidad descendían desde lo alto de la calle e inundaban el pueblo, como si hubieran roto un dique, (…) Avanzaba espesamente como una melaza de verano (…)” (Pág.145)
El dueño de una ferretería llamado Samuel Teece, se encontró con un negro, Belter, que le debía plata y no quería dejar que siguiera su camino con los demás hacia los cohetes para que trabajara con el y le pagara lo que le debía. “Belter miro al rió que corría por la calle, el rió oscuro que pasaba y pasaba entre las tiendas, el rió oscuro que se deslizaba sobre ruedas, el rió oscuro del que había sido arrebatado. Se estremeció” (Elusión a los negros, anáfora
Y personificación) (Pág.149), aquí se expresa la tristeza de Belter cuando Samuel le decía que se tenia que quedar a trabajar para pagarle el dinero, pero un viejo negro que pasaba por allí, hizo que los negros que se encontraban alrededor de la situación pusieran dinero para que Belter pueda continuar su camino, ya que los negros estaban organizados para ayudarse y poder irse todos.
Silly, un negro que trabajaba para Samuel, volvió a la ferretería y le dijo que no podría ir mas, ya que se iba a Marte. Samuel le quiso impedir que se vaya mostrándole un contrato, que según Silly no había firmado, en ese entonces el viejo Quertermain, un blanco que se encontraba en la ferretería se ofreció a tomar el puesto de Silly, esto esta expresado a través de la aceleración de la acción y una pregunta retórica: “El viejo Quertermain se saco las manos rojas de encima de las rodillas, contemplo pensativo al horizonte y dijo:-Teece, ¿Sirvo yo?” (Pág.156).
Personificación y enumeración: “(…) Se oyeron ruidos de una escoba y de unos trastos que cambiaron de sitio, y en un momento después Silly reapareció con las manos cargadas de trompos y canicas, de viejas comentas polvorientas y otros tesoros reunidos durante años. El viejo Ford llego entonces frente al porche y Silly subió y cerro de un golpe la portezuela (…).” (157), con estos recursos se muestra como Silly se fue de la ferretería.
Samuel decidió ir a matarlo, el viejo Quertermain lo acompaño, pero una vez en la carretera se dieron cuenta de que los negros no se llevaron sus cosas, si no que las dejaron ordenadas a lo largo de la carretera. “Un neumático delantero murió con un silbido.” (Personificación) (Pág.161) a través de este recurso, nos muestra la falla del auto que hace que el auto se desvié y caiga en una zanja. Luego de eso Samuel y el viejo tuvieron que volver caminando a la ferretería. En la ferretería, todos menos Teece miraron hacia el cielo donde se veía a los cohetes despegar, el autor usa la metáfora y el hipérbaton para mostrar su despegue: “Pero los demás miraron. Y vieron que unos husos dorados se elevaban a lo lejos, en el cielo, con una estela de llamas, y desaparecían.” (Pág.161)



Usher II: Un hombre muy adinerado llamado Tendal, se construyo una casa en Marte, la cual
era terrorífica, el objetivo de esta construcción era vengarse de algunas personas, que habían apoyado la gran hoguera donde se habían quemado miles de libros y películas, organizando una fiesta en su casa. El mismo día de su construcción fue el Garret, el inspector de climas morales, para decirle que la casa seria demolida, Stendahl lo mato, pero luego descubrió que era un robot.
Personificación y metáfora: “Adultos sin memoria, los robots esperaban. Vestidos de seda verde como los charcos de los bosques (…) envueltos en pieles amarillas, como el sol y la arena, los robots esperaban (…) y los robots miraban fijamente las tapas cerradas de sus cajas (…) Y de pronto rechinaron los clavos. De pronto se levantaron las tapas (…) Los parpados de goma se abrieron y descubrieron los ojos de mármol (…) los robots se levantaron vestidos con una velluda piel de mono, o una piel blanca de conejo; Tweedledum detrás de Tweedledee, la tortuga y el ratón, cadáveres ahogados en un mar de sal y algas (…) y por último un dragón gigantesco y escamoso que llevaba un horno en el vientre cruzo la puerta (…) La noche estaba encantada” (Paginas.175-176). Estas eran las preparaciones que había armado Stendahl para cuando vinieran los invitados
Personificación: “Una calida brisa paso sobre el paisaje. Los invitados llegaron el cohetes que abrasaban el cielo y transformaban el otoño en primavera” (Pág.176), en este recurso se ve como los invitados llegaron a la casa de Stendahl en Marte.
Una vez en la fiesta las personas morían de diversas formas, pero la gente no se daba cuenta ya que eran reemplazados por robots idénticos, por lo tanto Stendahl los engañaba diciendo que los que morían eran los robots y no las personas reales.
Personificación y polisíndeton: “Stendahl mojo un ladrillo en el mortero, cantando entre dientes. Ahora había golpes y gritos y llantos en la celda cada vez mas oscura. La pared crecía lentamente” (Pág.184), esta fue la manera en la que Stendahl encerró a Garret en una celda a la cual supuestamente lo dirigió para que vea como moría su robot, lo encadeno y comenzó a levantar la pared de ladrillos, Stendahl le dijo que lo hacia por que quemo los libros de Poe sin haberlos leído, que si los hubiera leído sabría lo que planeaba hacer, luego coloco el ultimo ladrillo y lo aseguro con una capa de cemento.
Stendahl se echo a correr fuera de la casa, donde había un helicóptero y se encontraba su compañero que lo apoyaba Pikes. “Miraron la casa, sonriendo. Las paredes comenzaron a abrirse por el medio, y mientras Standahl observaba la magnifica escena, oyó a Pikes que recitaba detrás de el en un tono bajo y cadencioso (…)” (Pág.185) (hipérbaton), aquí se muestra como se destruyo la casa.
Aceleración de la acción: “El helicóptero de elevó sobre las aguas hirvientes del lago y voló hacia el oeste.” (Pág.185), mediante este recurso se muestra como se fueron Pikes y Stendahl, luego de ver como se destruía la casa.



El marciano: Una pareja de ancianos, el señor y la señora La Farge, se fueron a vivir a Marte. Allí se encontraron con su hijo que había fallecido, Tom, el señor La Farge, se había dado cuenta de que Tom no era en verdad su hijo, pero no le dio importancia ya que su mujer era feliz.
Metáfora y pregunta retórica: “Pero era inútil discutir. Anna los empujó a la lancha y remontaba el canal bajo las estrellas nocturnas. Tom estaba tendido de espaldas con los ojos cerrados; era imposible saber si dormía o no. El viejo lo miraba fijamente. ¿Qué criatura es esta, pensaba, tan necesitada de cariño como nosotros? ¿Quién es y qué es esta criatura que sale de la soledad, se acerca a gentes extrañas y asumiendo la vos y la cara del recuerdo se queda al fin entre nosotros aceptada y feliz? (…)” (Pág.194), el autor aquí nos muestra que Anna, La señora La Farge, obligo a Tom y al señor La Farge a subirse a la lancha para ir al pueblo, y también muestra las dudas que tenia el señor La Farge sobre Tom.
Hipérbaton: “A las once, Tom no estaba en el embarcadero. La señora La Farge se puso muy pálida.” (Pág.195), una vez en el pueblo Tom se perdió y el señor La Farge lo fue a buscar, en el camino se encontró con un hombre que le dijo que la hija desaparecida de Joe Spaulding, Lavinia, había aparecido, en ese momento el señor La Farge se fue hacia la casa de Joe.
Se había dado cuenta de que Tom se transformo el Lavinia, una vez en la casa de Joe el señor La Farge convenció a Lavinia que se volviera a transformar en Tom y el niño bajo por la parra, una vez junto a él, el señor La Farge le dijo que corriera en una dirección, que el iría en otra para despistar a Joe.
Pregunta retórica: “Pero La Farge estaba inquieto. ¿Y si el niño hubiera sido atrapado otra vez, de algún modo, en alguna parte, mientras corría hacia el embarcadero, por las calles de media noche, ente las casas oscuras? Era un trayecto muy largo, aun para un chico; sin embargo ya tenía que haber llegado.”(Pág.200) Allí se manifiesta el miedo de La Farge al haber llegado al canal y que el niño no estuviera allí.
Personificación, metáfora y antitesis: “La Farge grito y calló enseguida, pues allá a lo lejos resonaron también unas voces y otros pasos apresurados. Las ventanas se iluminaron una a una. La figura solitaria cruzo rápidamente la plaza, acercándose al embarcadero. No era Tom; no era mas que una forma que corría, una forma con un rostro de plata que resplandecía a la luz de las lámparas (…) y cuando llego al embarcadero era Tom” (Pág.201), el niño apareció, pero ya era demasiado tarde, durante el trayecto muchas personas lo habían visto pasar, y con sus pensamientos lo fueron atrapando, Tom tomo diversas figuras, hasta que llego al canal, y detrás de el venían los otros. “Quedo tendido sobre las piedras, como una será fundida que se enfría lentamente, un rostro que era de todos los rostros, un ojo azul, el otro amarillo; el pelo castaño, rojo, rubio, negro, una mano muy grande, la otra pequeña.” (Asíndeton y metáfora) (Pág.203), mediante estos recursos se expresa la muerte de “Tom” y como quedo, su muerte fue causada ya que todos los que lo perseguían se juntaron a su alrededor con sus fuertes pensamientos. Luego Anna y La Farge volvieron a su casa, La Farge escucho un ruido, se fue a fijar miro si había alguien, pero no se encontraba nadie allí afuera.


Fuera de temporada: Sam Parkhill, un hombre que estuvo en la cuarta expedición y que actualmente vivía con su mujer, Elma, en Marte, se puso un puesto de salchichas en la carretera de allí, pensando en las miles de personas que llegarían a Marte en un mes y pasarían por su local, además ese seria el primer puesto de salchichas en Marte.
En su negocio se apareció un marciano, pero Sam lo mato cuando saco un tubo de bronce, Elma le dijo que lo que el marciano había sacado no era un arma, si no que el marciano le iba a mostrar un mensaje.
Sam estaba barriendo el frente de su kiosco de salchichas cuando vio a lo lejos doce embarcaciones marcianas que se dirigían hacia él sobre barcos de arena, trato de huir de los marcianos en su barco de arena propio junto con su mujer.
El autor para narrar el momento en el que Sam se defiende de los marcianos que lo persiguen utiliza la metáfora y enumeración: “Sam disparo su arma ocho veces. Uno de los barcos se deshizo. La vela, el casco, la esmeralda, la quilla de bronce, la caña del timón, blanca como la lluvia y los hombres enmascarados y azules se hundieron en la arena con una llama anaranjada y humeante” (Pág.216), pero otros barcos se le acercaron.
Personificación: “Echo el ancla. Era inútil seguir. La vela aleteó, cayó y se plegó sobre si misma, con un suspiro.” (Pág.216) Poliptoton:”El barco se detuvo. El viento se detuvo. El viaje se detuvo.” (Pág.216) Personificación: “Marte no se movió mientras que las majestuosas naves marcianas giraban titubeando alrededor de Sam.” (Pág.216), aquí el autor nos muestra a través de estos recursos, como se rindió Sam y de que manera lo rodearon los marcianos, sin embargo no lo mataron, si no que lo hicieron volver nuevamente al puesto de salchichas.
Una vez allí el jefe de los marcianos le dijo que prepare el kiosco por que esa noche era la gran noche. Luego le entrego unos rollos de papeles que lo hacían propietario de la mitad de Marte y los marcianos se fueron.
Sam Parkhill preparo el kiosco.
“La tierra cambió en el cielo negro” (Personificación) (Pág.221) Personificación y metáfora: “Una parte pareció volar en innumerables pedazos, como un gigantesco rompecabezas. Luego ardió durante un minuto con un resplandor siniestro, tres veces mayor que el normal, y se fue apagando.” (Pág.221), a través de estos recursos se da a entender la explosión de una parte de la tierra, Sam no lo podía creer.


Los pueblos silenciosos: Cuenta la historia de un hombre llamado Walter Gripe que buscaba a una chica con quien casarse, el problema es que vivía en Marte y allí habían quedado muy pocas personas, esto el autor lo expresa mediante una aceleración de la acción: “Se llamaba Walter Gripp. En las lejanas colinas azules tenía un lavadero de oro y una cabaña, y cada dos semanas bajaba al pueblo y buscaba una mujer callada e inteligente con quien pudiera casarse.” (Pág.226).
Walter estaba en un pueblo cuando de repente oyó sonar un teléfono, no llego a atenderlo y así repetidas veces.
El pensaba que era una mujer ya que el era hombre y ni había pensado en llamar por teléfono, entonces agarro la guía y comenzó a llamar, tuvo muchos intentos fallidos, hasta que le contestaron, había llamado a un salón de belleza y allí una chica llamada Genevive Selsor contesto el teléfono, el le informo que estaba en Marlin y en un momento se corta la comunicación. La fue a buscar al salón de belleza donde había llamado pero no se encontraba allí, entonces pensó que tal vez ella fue a Marlin donde él le había dicho que estaba y volvió.
A través de la metáfora: “Corrió atravesando la calle. Genevive Selsor lo esperaba en el umbral. Sostenía en los brazos una caja de bombones de chocolate. Salio del umbral y la luz rebelo una cara redonda con ojos como huevos enormes (…) Las cejas depiladas eran como antenas.” (Pág.235), el autor muestra como era Genevive en el momento que se encontró con Walter. Él al verla quedo decepcionado, se imaginaba otra cosa.
Aceleración: “Genevive lo hizo pasar por la puerta de vidrio, y lo empujó hasta una caja blanca.-Cuando vine de Nueva Texas traje esto- dijo (…) Levantó la tapa de la caja y desdobló unos crujientes y rosados papeles de seda (…)” (Pág.237), a partir de este recurso el autor nos muestra la acción de Genevive, dentro de esa caja había un vestido de novia, ella se quería casar con él.
Personificación: “El coche echó a correr por la calle silenciosa, indiferente a los gritos y pataleos de la mujer. El humo del tubo de escape movió el vestido blanco que Genevive apretaba entre las manos regordetas, y las estrellas brillaron, y el coche se alejó en el desierto, perdiéndose en la oscuridad.” (Pág.238), allí se muestra como Walter se escapa de Genevive.
Walter viajo hasta que hubo quince mil quilómetros entre él y la ciudad de Marlin, y si alguna vez sonaba el teléfono, no contestaba.

maica minaglia

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 24/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.