Matias Gallardo 2°ADM "Intermitencias de la Muerte" Jose Saramago Instituto Plácido Marin

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Matias Gallardo 2°ADM "Intermitencias de la Muerte" Jose Saramago Instituto Plácido Marin

Mensaje  matias.gallardo el Vie Sep 14, 2012 11:49 am

Instituto Plácido Marin
Matías Gallardo 2° ADM

Libro: Las Intermitencias de la muerte
Autor: José Saramago
Reseña
En un país desconocido, luego de fin de año, hubo muchos accidentes pero nadie murió, ni siquiera la Reina Madre murió a pesar de estar muy grave.
A la tarde del 1 de enero no había noticias de ninguna muerte, el rumor comenzó a salir en los diarios, radio, televisión.
A la noche el jefe de gobierno lo anuncia.
Los servicios fúnebres habían convocado una asamblea ya que si no tenían materia prima (muertos) fundirían y pidieron al gobierno declarar obligatorio el entierro de animales.
Los hospitales llevaron sus inquietudes al ministro de sanidad ya que en una semana desde que se interrumpió la muerte habían tenido que poner a los pacientes en los pasillos y no tendrían ya más camas, ni lugar para atenderlos, se llegó a la decisión de que examinen cada paciente y sean entregados a sus familias.
Los hogares de ancianos también tendrían problemas, cada vez había más cantidad de ellos y sus familias deberían hacerse cargo de los abuelos.
En los países limítrofes si existía la muerte y una familia que tenía a un abuelo y a su nieto muy graves los llevaron a la frontera a morir, ya que el abuelo lo había pedido, la noticia corrió por todos los medios y a las 48 horas llegaron informaciones de que otros autos, ambulancias y carromatos llevaron a otros cuerpos a la línea de la frontera.
El gobierno presionado por los gobiernos de los países limítrofes puso vigilancia en las fronteras y luego apareció la maphia que realizó un acuerdo para ocuparse de esto y llevar a las personas con muerte parada a las fronteras y cobrar por eso.
Los seguros de vida también quebrarían, la gente llamaba para cancelarlos, pero hicieron un acuerdo.
Un día en el escritorio del director de televisión se encontraba un sobre color violeta sin destinatario, ni remitente, no se sabía cómo llegó ahí, ya que la puerta siempre se cerraba con llave, el director leyó la carta y se puso muy nervioso, llamó al primer ministro para ir a verlo.
Cuando el primer ministro leyó la carta, le preguntó al director si no era una broma, él le contestó que lo sabrían en 24 horas.
No sabían si era conveniente informarlo a la gente y finalmente acordaron que se daría la noticia antes del noticiero de la noche.
El director leyó la carta, esta decía que a partir de media noche la gente moriría, como era antes de fin de año y que enviaría a la persona que iba a morir, una carta con aviso de una semana. Lo que llamaba la atención era la firma porque escribía muerte con minúscula.
La gente se abrazaba, lloraba, algunos le echaron la culpa al gobierno o a la ciencia médica y decían que nunca se había recibido una carta de la muerte.
Durante 7 meses se habían acumulado 60.000 moribundos que descansarían a las 00:00 hs.
Las funerarias, los hospitales, los hogares volverían a la normalidad.
Los periódicos publicaron un montón de cosas sobre la muerte, que era cruel, malvada, etc.
Una grafología que un señor hizo sobre la escritura dijo que la que escribió esa carta era una asesina en serie o que estaba muerta.
La muerte enviaba cartas color violeta todos los días y lo hacía con un movimiento de mano. Un día una carta fue devuelta, la colocó en la nueva lista de cartas que tenía para enviar y fue devuelta otra vez, la muerte le dijo a la guadaña que no podía ser, fue al fichero y saco el expediente.
Los expedientes se actualizaban permanentemente y la fecha de fallecimiento estaba fijada desde el día de nacimiento, la profesión de esta persona era violonchelista y su edad 49 años. En segundos cambió el 49 por el 50, la muerte miró el expediente y no entiende, está desconcertada, nunca le había pasado, vuelve a enviarla por tercera vez y enseguida estuvo devuelta.
La muerte invisible va a ver al violonchelista, en el dormitorio sintió que había dos personas y era que el perro estaba durmiendo al lado de él, los miró atentamente, en un momento el perro se sentó encima de ella en el sillón.
Lo siguió durante tres días, vio como tocaba en un concierto, viajó en el taxi con él, era un hombre común, un músico, mientras lo seguía iba a su casa, enviaba rápidamente las cartas y volvía.
Le dice a la guadaña que faltaría por una semana y que se tendría que encargar de mandar las cartas todos los días, que ella las escribiría y se las dejaría preparadas. Entró por una puerta que nunca utilizaba y transformada en una mujer iba a darle la carta en persona al violonchelista.
Se alojó en un hotel cerca de la casa de él y sacó las entradas para ver los dos conciertos. Ella se sentó en un palco y al finalizar el concierto, se fueron juntos en un taxi y dijo que la vería en el concierto del sábado, al violonchelista le pareció una mujer rara. Más tarde lo llamó por teléfono y le dijo que tenía que darle una carta y que quizás el próximo concierto se la daría.
El día del concierto, él miró el palco, pero ella no estaba. Al otro día llevó a pasear al perro a la plaza y allí estaba ella, él le confiesa que se enamoró de ella, le preguntó por la carta y le dice que la dejo en el hotel, luego desaparece.
A la noche tocan el timbre, el violonchelista abrió la puerta y era ella, le pidió que toque unas piezas para ella.
Luego cuando el violonchelista se durmió, ella sacó la carta color violeta, fue a la cocina y la quemó, fue a la cama con él y sintió sueño, ella nunca dormía y al día siguiente no murió nadie.

Recursos de estilo:
Leiv Motiv:
“Al día siguiente no murió nadie” Pág. 13 y 278
“Cuadro vigilantes por día, recuerde señor ministro del interior, cuatro vigilantes por día.” Pág. 74
Heterostiquio:
“Diurnas y nocturnas, matutinas y vespertinas.” Pág. 13
“Sentada en una silla y envuelta en su sábana.” Pág. 180
Antítesis:
“No morirán, no estaban vivos” Pág. 18
“Con los colores comidos por el sol y deslucidos por la lluvia” Pág. 143
“No distingue entre personas feas y personas guapas” Pág. 227
Personificación:
“Transformarse la muerte en un ser humano” Pág. 242
Enumeración:
“El mundo entero tocando y dando entrevistas, recibiendo flores, aplausos, homenajes y condecoraciones...” Pág. 226
“…Iban a matar, asesinar, eliminar, apagar…” Pág. 83
“Urna, caja, tumba, ataúd, féretro, túmulo, catafalco” Pág. 220
Metáfora:
“Está entablillándole la pata a la rana. A dar una en el clavo y otra en la herradura” Pág. 102
“El tal juego en el que el gato siempre acaba por cazar al ratón. Salvo si el ratón consigue ponerle un cascabel al gato.” Pág. 266
Anáfora:
“Fue entonces cuando saliste del dormitorio…, fue entonces” Pág. 208
“La muerte… (Pág. 213)
La muerte… (Pág. 221)
La muerte… (Pág. 245)”

matias.gallardo

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 09/04/2012
Edad : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.