¿Quién mató a Palomino Molero? Nicolas martinez "°C IMAM

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Quién mató a Palomino Molero? Nicolas martinez "°C IMAM

Mensaje  Nico Martinez el Sáb Sep 01, 2012 2:17 am

¿Quién mató a Palomino Molero?

Esta es una novela policial de Mario Vargas Llosa, muy bien escrita, que está inspirada en el asesinato de un joven avionero de la Base Aérea de Talara, Perú, en marzo de 1954.
El libro deja al descubierto la mala relación entre las FFAA (Fuerzas Armadas) y la policía (destacando la superioridad de unos sobre otros), la corrupción, la discriminación, la desigualdad, los prejuicios y el abuso de poder. Temas sociales que nos afectan pero no logramos resolver, temas que se repiten como leí en el “Macondo” de García Márquez.
Entre sus personajes encontramos a Lituma, un guardia honesto y sentimental; al teniente Silva, enamorado, algo atrevido pero también honesto, que investigan con gran interés la muerte de Palomino Molero, un joven piurano, moreno, romántico, educado y cantante de boleros, que fue cruelmente asesinado. También surgen otros personajes importantes como el coronel Mindreau, un militar déspota, egoísta y fortachón; su hija Alicia, delgada y soberbia; doña Asunta, mamá de Palomino, viuda y desconfiada; doña Adriana, la gordita dueña de la fonda, que tiene como enamorado al teniente Silva; el teniente Dufó, quien era novio oficial de Alicia Mindreau y que aparece en la novela como autor material del asesinato; doña Lupe, una señora viuda que vivía en Amota-pe, que les dio albergue a Palomino y Alicia y que vio cuando se llevaron a Palomino ; don Jerónimo, el único taxista del pueblo, viejo y algo gruñón; Moisés, el dueño de Río Bar al que apodaban Dumbo y que aportó datos importantes sobre el avionero; y otros personajes que enriquecen la historia.
En “¿Quién mató a Palomino Molero?” (Pregunta retórica) el autor nos cuenta que Palomino Molero se hizo avionero para estar cerca de su joven amada. Estaba exceptuado del servicio militar porque era hijo único de madre viuda (sus otros dos hermanos murieron). Lituma, el guardia, estaba muy conmovido por la forma en que lo habían asesinado y junto al teniente Silva estaban obsesionados por encontrar a los culpables, por saber qué había sucedido y por qué lo mataron.

En el primer capitulo un muchacho que paseaba su rebaño encontró el cadáver de Palomino Molero, en el camino a Lobitos, y corre a avisar a la policía. Estaba ahorcado y había sido torturado. “Antes o después de matarlo lo habían hecho trizas…” (ANTITESIS-página 13). “…tenia la nariz y la boca rajadas, coágulos de sangre reseca, moretones y desgarrones, quemaduras de cigarrillos, y, como si no fuera bastante, Lituma…” (ASINDETON-página 13).
Don Jerónimo, el taxista que lleva a Lituma y a Silva hasta el lugar del crimen, es quien reconoce a la víctima como el avionero de la Base Aérea, el piuranito que cantaba boleros.
Al llegar al lugar, Lituma se puso muy mal por semejante escena, empezó a carajear y el muchacho se sintió atacado cuando sólo había ido a dar aviso de lo que encontró; entonces Lituma le dijo: “_No te carajeo a tí, churre… Carajeo porque parece mentira que haya en el mundo gente tan perversa” (POLIPTOTON-pagina 13). Además el chico debió llevarse un gran susto. “El churre debió llevarse el susto de su vida… con semejante espectáculo” (METAFORA-página 14). Hasta Lituma recordaba su cara sudada y“…su voz de escándalo” (SINESTECIA-página 14) cuando llegó al puesto a avisarle.
Don Jerónimo, el taxista que lleva a los policías hasta el lugar del crimen, es quien reconoce a la víctima como el avionero de la Base Aérea, el piurano que cantaba boleros.

En el segundo capítulo, Lituma se encontró con sus primos, José y el Mono, y con Josefino, un amigo, en el barcito de la Chunga y les dijo que “_La que no coopera es la Aviación. Y, como el flaquito era avionero, si ellos no cooperan, quién carajo va a cooperar.” (POLIPTOTON-página 16).
Luego, el guardia va a visitar, por su cuenta, a doña Asunta, madre de Palomino. “La noche estaba tibia, quieta y con muchas estrellas” (PERSONIFICA-CION-página 18). “Olía a algarrobos, a cabras, a caca de piajeno, a fritura y Lituma…” (PERSONIFICACION Y ASINDETON-página 18). En el trayecto va haciéndose preguntas “¿Y si la señora no estaba? ¿Y si, para olvidar su desgracia, se había mudado a otra ciudad?” (PREGUNTA RETORICA-página 19).
Encontró a doña Asunta sentada en un banquito en la puerta de su casa. Ella tenía los ojos cubiertos por abultados párpados, por lo que Lituma pensó “¿Habría tenido así los ojos siempre o se le hincharon en los últimos días de tanto llorar?” (PREGUNTA RETORICA-página 20) y, cuando el guardia se presentó, lo primero que le preguntó fue si encontraron la guitarra de su hijo, porque “_El brujo ha dicho que, cuando la encuentren, los encontrarán a ellos…” (POLIPTOTON-página 22), a los asesinos. A lo que Lituma respondió “Tarde o temprano la encontraremos…” (ANTITESIS-página 20). Doña Asunta, le contó que Palomino fue como voluntario, ya que estaba exceptuado de hacer el servicio militar, porque era hijo único de madre viuda, los otros dos hermanos habían muerto. Cuando ella le pregunto por qué había hecho eso, él le respondió que tenia que irse de Talara “_Porque es de vida o muerte, mamacita” (ANTITESIS-página 23).
Según pensaba Lituma, algunos entraban en el ejército porque estaban tristes por un amor no correspondido, “Muchos se metían al ejército por penas de amor…” (METAFORA-página 24). Todo “Le parecía posible y a la vez imposible” (ANTITESIS-página 24).
Cuando el guardia se retira de la casa de la mamá de Palomino, solo se oían “…voces hirientes de chiquillos…” (SINESTECIA-página 25).
Moisés, el dueño y cantinero de Río Bar, había conversado varias veces con Palomino y le brindó a Lituma información interesante sobre el avionero. Le contó que él le dijo “_Que estaba enamorado hasta las cachas” (METAFORA-página 28), que estaba muy enamorado, de un amor imposible, que la veía a escondidas y que por las noches le daba serenatas. Su enamorada vivía por el aeropuerto, al lado de la Base Aérea.
Y Lituma se preguntaba “¿Se habría comprado la guitarra juntando esas propinas a lo largo de muchos meses? ¿Por qué era de vida o muerte para él irse de Piura?” (PREGUNTA RETORICA-página 28).

En el tercer capítulo, Lituma y el teniente Silva van a la fondita de doña Adriana. Silva no para de adorarla. “Los ojitos del oficial no perdían un movimiento de la dueña de la fondita y brillaban con luz codiciosa.” (PERSONIFICACIÓN-página 30). Lituma no entendía “¿Por qué doña Adriana lo ponía tan arrecho al teniente Silva?”. (PREGUNTA RETORICA_ página 30). Ella estaba casada con Matías,”…un pescador que pescaba de noche y dormía de día”. (ANTITESIS-página 30).
“Afuera, el sol los golpeó sin misericordia”. (PERSONIFICACIÓN-página 35).
Lituma y el teniente Silva fueron a ver al coronel Mindreau, “_ ¿En qué puedo servirlos? –murmuró, con una urbanidad que su expresión glacial contradecía”
(METAFORA-página 38) les habló de manera correcta pero fríamente y no los ayuda, sólo les lee el expediente que ya les había mandado anteriormente, donde aparecían los datos de Palomino; que había desaparecido en la noche del 23 al 24 de marzo, no reportándose a su compañía luego de haber tenido franco, por lo que fue declarado desertor. Cuentan al coronel que hay sospechas de que Palomino Molero tenía amoríos con alguien de la Base Aérea de Piura. En ese momento entra la hija del coronel, Alicia. El teniente pregunta si pueden interrogar a los compañeros de cuadra de Palomino, pero el coronel se los prohíbe y se van. Según Silva “…la verdad se descubrirá tarde o temprano.” (ANTITESIS-página 32).
Se preguntaba Lituma “¿Se sentiría el teniente Silva tan abatido y maltratado como él por la forma como los había recibido el jefe de la Base?” (PREGUNTA RETORICA-página 47). Para él, la entrevista con Mindreau lo dejó “…con el alma en los pies…” (METAFORA-página 48), se sentía triste y desanimado; en cambio, para su jefe había sido utilísima porque, según él “…el coronel habló como una lorita borracha” (METAFORA-página 48), habló mucho y tal vez sabía todo lo que pasó, pero estaba tapando a alguien.
Un suboficial que los alcanzó hasta Talara con una camioneta de la Base Aérea, les dijo que la culpa del malhumor del coronel la tenía su hija, porque era una malagradecida. El coronel fue “…su padre y también su madre.” (ANTITESIS- página 50), ya que ésta murió cuando Alicia era muy chiquita.
Cuando llegaron, Lituma y Silva bajaron de la camioneta y el suboficial les dice que si no descubren a los asesinos, todo el mundo iba a pensar que “…han recibido platita de los peces gordos…” (METAFORA-página 50), o sea, que había gente poderosa involucrada y que les habían pagado para no descubrir nada.

En el cuarto capítulo, llega a oídos de Lituma y el teniente Silva, que el teniente Dufó de la Base Aérea, iba al bulín del Chino Liau, se emborrachaba, hacía berrinches, matoneaba a todo el mundo, por lo cual el chino se estaba quedando sin clientela.
En un principio Silva le aconsejó que hablara con el coronel Mindreau, pero el Chino le dijo “A Mindreau yo le tengo un miedo del carajo” (METAFORA-página 51), por lo tanto, como le tenía mucho miedo, jamás iría a reclamarle nada y prefería pedirle ayuda a la Guardia Civil.
En la noche Silva y Lituma se dieron una vuelta por el Bulín de Liau. Luego de un rato apareció Dufó, comenzó a beber y a hacer escándalo. “¿Cuándo intervendrían?” (PREGUNTA RETORICA-página 56) pensaba Lituma. En eso, el teniente Silva dice que Dufó es el enamorado de la hija de Mindreau “…con un tonito malicioso” (SINESTECIA-página 56).
Recién cuando el tenientito estuvo lo suficientemente borracho los guardias se lo llevaron a la playita y el teniente Silva, con mucha astucia, aprovechó para interrogarlo. Le pidió que le cuente qué le pasó a Palomino Molero, pero no obtuvo respuesta. “¿Iba a repetirle la pregunta? ¿Había entendido o se hacia el que no?” (PREGUNTA RETORICA-página 60) se preguntaba Lituma. Finalmente contestó, una y otra vez que no sabía nada. Sólo dice que lo que pasó se lo buscó, “Porque se metió en el corral ajeno” (METAFORA-página 65), se metió con alguien que ya tenía dueño.
Dufó comenzó a sollozar “…como un churre de teta…” (METAFORA-página 61), parecía un bebé; dijo que lloraba porque el coronel le había prohibido ver a su hija “… ¡No me deja ver a su hija! Me ha prohibido verla. Y ella tampoco quiere verme, carajo” (POLIPTOTON-página 62). Ellos iban a casarse cuando saliera su ascenso el próximo año, pero lo habían traicionado. A pesar de la borrachera que tenía, razonaba lo suficiente y le preguntaba a Silva ““¿Quieres joderme?”, a lo que Silva respondió “Ayudarte es lo que quiero”” (HIPERBATON-página 62), lo que quiero es ayudarte.
Finalmente, la policía aeronáutica llegó y se lo llevó por órdenes del coronel.
Lituma fue a ver si estaba el bote de Matías, o si ya había salido a pescar, porque el teniente Silva iba a tratar de estar con doña Adriana, la esposa de Matías. Pero, para su sorpresa se encuentra a la dueña de la fonda en la playa, y se quedan hablando de la enfermedad de Matías y de la obsesión que tiene con ella el teniente Silva.
Cuando Lituma vuelve al Puesto, encuentra una papel en la manija de la puerta “…escrito en tinta azul, por alguien que tenía una letra pareja y elegante, alguien que sabía escribir sin faltas de ortografía” (POLIPTOTON-página 76).
La nota decía que los que mataron a Palomino Molero, lo sacaron de la casa de doña Lupe en Amotape.

En el quinto capítulo sucede que Silva y Lituma van a Amotape para interrogar a doña Lupe. El teniente se tomó su tiempo para comenzar a preguntar. “¿Cuándo se decidirá el teniente a empezar?” (PREGUNTA RETORICA-página 81). Lituma estaba impacientado. Y de repente, Silva encendió un cigarrillo y “Hablo con una vocecita acaramelada…” (SINESTECIA-página 82); quería que doña Lupe le contara todo sobre Palomino Molero, pero ella dijo que no sabía quién era, entonces ahora, el teniente “…hablaba en un tono frío y duro” (SINESTECIA-página 82).
Doña Lupe estaba muy asustada y el teniente le pidió “_ Cálmense, vayámonos pasito a paso sin apurarnos” (POLIPTOTON-página 85); ella “Bajaba y subía la voz…” (ANTITESIS-página 85)… como si hubiera perdido el control de la garganta.
Finalmente contó que Palomino y una muchacha estaban esperando el cura para casarse; entonces “Por compasión, por lo tiernitos que eran, casi unos churres, por lo enamorados que se los veía, señor.” (ASINDETON-página 85), les dio la cama gratis y sólo les cobró la comida. Luego recordó lo bien que cantaba Palomino y dijo “…gracioso era.” (HIPERBATON-página 87), era gracioso cantando cumananas.
Como el párroco del pueblo estaba de viaje, al día siguiente se irían de allí. Pero esa misma tarde, dos hombres (supuestamente el coronel Mindreau y el teniente Dufó) se los llevaron. Ella quería que él se escapara, “Lo asustaba diciéndole corre amor escápate amor, corre, corre, no te quedes, no quiero que…” (ASINDETON-página 87) y él respondía “_ No, amor, date cuenta, has sido mía, hemos pasado dos noches juntos, tu ya eres mi mujer.” (POLIPTOTON-página 87).
Doña Lupe no sabía quienes eran los uniformados, no pudieron sacarle más información, entonces Silva y Lituma regresaron a Talara.

En el sexto capítulo, el teniente Silva lleva a Lituma a espiar a doña Adriana al peñón de los cangrejos donde se bañaba, y son descubiertos por la hija del coronel.
Alicia Mindreau “¿Tendría dieciséis? ¿Dieciocho?” (PREGUNTA RETORICA-página 105). Ella les dijo que su padre sabe todo, que se habían aprovechado que Ricardo (Dufó) estaba borracho para sacarle información y que habían estado en lo de la señora Lupe en Amotape.
“¿Por qué hablaba así? ¿Por qué decía las cosas de esa le dijo manera tan rara?” (PREGUNTA RETORICA-página 106).
Silva le dijo “…azucarando la voz.” (SINESTECIA-página 108) que estaban a sus órdenes para lo que se le ofreciera.
“Fuera lo que fuera aquello que había venido a decirles, se había arrepentido y no se lo diría” (POLIPTOTON-página 109).
“Lituma vio que el sol comenzaba a ahogarse en el mar” (METAFORA-página 108), comenzaba a atardecer y “Una tristeza grata, hospitalaria, remplazaba a las brazas del día” (PERSONIFICACION-página 108).
Lituma le pregunta a Alicia cómo era Palomino Molero “_ Un pan de Dios” (METAFORA-página 110), Palomino era buenísimo.
Luego, el oficial contó que la obsesión de su madre era recuperar la guitarra. Alicia dijo que ella la tenía “Se le cortó la voz de golpe, como si no hubiera querido decir lo que había dicho.”
Silba le preguntó dónde había conocido a Palomino y ella contestó que en el cumpleaños de Lala Mercado en Piura porque lo habían contratado para cantar en la fiesta. Todas las chicas le decían “que buen mozo es, no parece cholo. Cierto que no lo parecía.” (POLIPTOTON-página 113). Además, les contó que Palomino le dedicó tres canciones, que bailó un tema con ella, que le dijo que apenas la vio se había enamorado y que iría por las noches a darle serenatas. Su papá sabía de las serenatas porque no era sordo.
Alicia contó que odiaba a su papá y que él le había dado un revolver y le dijo “Si de veras me odias tanto, merezco que me mates. Hazlo, mátame.” (POLIPTOTON-página 120).
Ella fue quien les dejo la nota en el Puesto diciendo que fueran a Amotape a hablar con doña Lupe.

En el séptimo capítulo Lituma y Silva recuperaron la guitarra de Palomino Molero. Se la habían dejado en la puerta del Puesto. En la playita de los pescadores, era de noche y se les apareció el coronel Mindreau “¿Estaba tan pálido las otras veces que lo habían visto en su despacho?” (PREGUNTA RETORICA-página 134). Él les contó que su hija sobre de “delucions” o alucinaciones, que por eso dice que su padre abusó de ella y que luego él se arrastraba por el suelo pidiéndole perdón. Ella tenía fantasías embusteras “No se enamoró ni podía enamorarse de él” (POLIPTOTON-página 143).
También les habla de Dufó, que se emborrachó y emborracho a sus hombres, por eso hizo lo que hizo, porque él le había dado la orden de que matara al piuranito, pero con un tiro en la cabeza, no de la manera que lo hizo. “Me sorprendió. No parecía capaz de tanto. También los avioneros me sorprendieron.” (POLIPTOTON-página 141).
El coronel quería que su hija se casara con Dufó porque él era débil de carácter y un tonto y así él podría seguir cuidando y protegiendo a Alicia. Además Dufó era un hombre de buena familia en cambio Palomino, era un cholo.
Después se despidieron y cuando Lituma y Silva se habían alejado, se oyó un disparo. Mindreau se había suicidado, pero antes había asesinado a su hija.

En el octavo capítulo, el teniente Silva fue a lo de doña Adriana para hacerle el amor pero ella lo ridiculizó, lo hizo sentir inferior y poco hombre “tú has venido aquí… a violarme, para sentirte muy macho. Viólame, pues, superman… Viólame 10 veces seguidas me quedare contenta” (POLIPTOTON-página 163) y él ya no quiso saber nada de ella. “¿Sería cierto? Si, debía ser” (POLIPTOTON-página 165). Ahora Lituma entendía por qué “el teniente andaba con el animo en las patas desde esa noche” (METAFORA-página 165), andaba desanimado.
La gente del pueblo creía que a Palomino lo mataron porque descubrió algo sobre el contrabando con Ecuador, que fue por espionaje y hasta que fue cosas de mariconería; “…como el coronel Mindreau descubrió el pastel, o estaba por descubrirlo, lo mataron y mataron a la muchacha” (POLIPTOTON-página 156). ”Con esa cortina de humo consiguieron lo que querían” (METAFO-RA- página 156), distraer a la gente. Según don Jerónimo “No hay un solo talareño, hombre mujer o perro, que se trague el cuento ese. Ni el gallinazo que está ahí se lo traga.” (POLIPTOTON-página 156).
Lituma y Silva son trasladados a lugares alejados y solitarios.

Es una novela muy interesante que me atrapó desde el principio, quizás por la manera en que comienza, con la descripción del asesinato. Me impactó que estuviera basada en una historia real. ¡Pobre Palomino!. Es lamentable que no se haya encontrado al culpable gracias al inagotable poder de los poderosos.
Si bien la historia es triste, la obsesión del teniente Silva con doña Adriana me divirtió mucho, así mismo la manera en que ella lo hace sentir inferior. También me pareció gracioso que comenzara y terminara con la misma palabra.

AGRADECIMIENTO: a la profe Giacomazzi por permitirme cambiar de novela porque el otro era como leer chino básico. Perdón por la hora, pero con el corte de luz de ayer mi computadora se me apaga a cada rato

Nico Martinez

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.