Reseña Fahrenheit 451 Camila Guarino 2 "C" cbu Instituto María Ana Mogas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reseña Fahrenheit 451 Camila Guarino 2 "C" cbu Instituto María Ana Mogas.

Mensaje  Camila Guarino el Vie Ago 31, 2012 11:05 pm


En la novela Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, se puede encontrar una gran variedad de recursos de estilo. En general, predomina el uso de la antítesis, la sinestesia y la comparación. Aunque también se encuentran otros recursos como la metáfora, la pregunta retórica, personificación, poliptoton y paralelismo.
La novela está dividida en tres partes. “Era estupendo quemar” es la primera parte y los recursos de estilo son los siguientes.

Antítesis: es el uso de ideas contrarias en uno o más versos u oraciones.
“Era una mirada, casi, de pálida sorpresa; los ojos oscuros estaban tan fijos en el mundo que ningún movimiento se les escapaba” (pág 15)
En este caso, la antítesis sirve para describir, mediante términos opuestos, la mirada de Clarisse. También se usa para describir la forma en que Clarisse examina a Montag “Ella andaba en círculo a su alrededor, le examinaba de extremo a extremo (…) aunque en realidad, no se moviera en absoluto” (pág 16)
“De pronto Montag no pudo recordar si sabía o no” Aquí la antítesis, expresa la duda de Montag sobre cómo era el mundo en el pasado, si los bomberos usaban agua, y los carteles de publicidad eran más cortos. Clarisse lo hace dudar “Claro que soy feliz ¿Qué cree esa muchacha? ¿Qué no lo soy? “(pág 19)
“La muchacha se había marchado con su careta y no había medio de ir hasta su puerta y pedir que se la devolviera” Se refiere a que Clarisse era la felicidad.
Cuando Mildred debe ser atendida y le limpian la sangre, uno de los hombres se expresa mediante antítesis “Se saca lo viejo, se pone lo nuevo y queda mejor que nunca” y “(…) resulta una novedad, el resto es viejo” (pág 25)
También hay antítesis para mostrar el contraste entre la casa oscura de Montag y la casa iluminada de Clarisse “(…) él había entrado para encontrar la habitación oscura, (…). Por encima de todo, sus risas eran tranquilas (…) y procedían de aquella casa tan brillantemente iluminada” (pág 26-27)
Nuevamente, Clarisse utilizó la antítesis para hablar de Montag “Usted no es como los demás (…) cuando dije algo sobre la luna usted la miró. Los otros nunca harían eso” (pág 33)
Cuando se describe al sabueso “dormía sin dormir, vivía sin vivir (…) la bestia muerta, bestia viviente” (pág 34)
“Vio que la aguja plateada asomaba un par de centímetros, volvía a ocultarse” (pág 35)

Sinestesia: es el entrecruzamiento de sensaciones y aparece mucho en las descripciones. Por ejemplo, cuando se refiere al metro: “Donde el silencioso tren, propulsado por aire, se deslizaba por su conducto lubrificado bajo tierra y lo soltaba con un gran ¡Puf! de aire caliente” (pág 14)
“Anduvieron en la noche llena de viento, por la plateada acera, se percibía un delicioso aroma a albaricoques y frambuesas (…) “(pág 14)
“El sabueso se levantó a medias en su perrera y le miró los ojos verdeazulados de neón que parpadeaban en sus globos repentinamente activados. Volvió a gruñir (…)” (pág 35)
)

Metáfora: es la sustitución de un término propio por otro con el que tiene semejanza. Como cuando se refiere al soplete que usan los bomberos: “
Con aquella gigantesca serpiente escupiendo su petróleo venenoso” (pág 13)
Al referirse a Clarisse: “El rostro de la joven (…) era un frágil cristal de leche” (pág 17) También aparecen metáforas cuando la joven habla del mundo exterior: “Las manchas blancas son casas” (pág 19) y cuando Montag espía a sus vecinos: “Permaneció inmóvil, muy frío, con el rostro convertido en una máscara de hielo” (pág 27)

Pregunta retórica: son preguntas que no esperan respuestas, nos muestran el pensamiento y las dudas de Montag. Por ejemplo, cuando el presiente que alguien lo sigue: “¿O era la misma atmósfera comprimida únicamente por alguien que estuviese allí, muy quieto, esperando?” (pág 15)
Después de su encuentro con Clarisse, Montag piensa: “¿Cuánto rato habían caminado juntos? ¿Tres minutos? ¿Cinco?” (pág 21) Lo mismo cuando piensa en la familia de la joven: “¿Qué colores de camiseta llevan cuando salen al campo? (pág 27)

Personificación: se da vida o movimiento a algo que no lo tiene, esto sucede como cuando se queman los libros: “Los libros (…) morían en el porche y el jardín de la casa” (pág 13) También al referirse a la noche que se encontró con Clarisse: “Los árboles, sobre sus cabezas, susurraban al soltar la lluvia seca” (pág 15)
Montag llega a su casa y siente que: “La casa se estremeció” (pág 24)

Poliptoton: Es la repetición de palabras o verbos en diferentes tiempos, por ejemplo: “Montag permaneció muy erguido, atento a cualquier sonido de la persona que ocupaba la oscura cama en la oscuridad” (pág 23)
“-Quizá tomaste dos píldoras, lo olvidaste y volviste a tomar otras dos y así sucesivamente hasta quedar tan aturdida que seguiste tomándolas mecánicamente (…)” (pág 29)
“Podríamos pasarnos de algunas cosas –Ya nos estamos pasando (…) (pág 31) Es el diálogo entre Montag y Mildred que quiere comprar la cuarta pared de cristal.
Otro caso en donde se da la poliptoton es cuando Clarisse le dice a Montage: “Cuando hablo, usted me mira. Ayer cuando dije sobre la luna, usted la miro”

Paralelismo: Son ideas que tienen la misma estructura sintáctica son semánticamente semejantes, ocurre, por ejemplo, cuando Clarisse describe como ven las personas cuando viajan en auto: “Las manchas blancas son casas. Las manchas pardas con vacas” (pág 19) O cuando Montag comienza a plantearse lo que sucedía: “No se si era feliz. No era feliz”, “Una gota de lluvia. Clarrise. Otra gota. Mildred” (pág 27), “Llegan unos desconocidos y te violan, llegan unos desconocidos te descarran el corazón. Llegan unos desconocidos y se te llevan la sangre” (Pág 26)
El autor utiliza el paralelismo, además, cuando Montag piensa en los autores de los libros: “Un hombre tuvo que haberlo ideado. Un hombre tuvo que emplear mucho tiempo en traspapelarlo al papel” (Pág 61)

Segunda parte: “La criba y la arena”
Al igual que la anterior, predominan los mismos recursos de estilo.

Antítesis: Cuando Mildred ya no quiere hablar de Clarisse: “-Ella ha muerto, Por amor de Dios, hablemos de alguien que este vivo” (Pág 81)
También para hacer la descripción de la máquina que le limpió la sangre a su esposa: “Estaba muerta y al mismo tiempo viva” (Pág 85) y de cómo se sentía cuando lee las poesías a las amigas de Mildred: “Montag se sentía lleno de fuego, lleno de frialdad” (Pág 110)
Otro ejemplo donde el autor utiliza antítesis es cuando Montag se reúne con Faber: “Sería Montag más Faber, fuego más agua” (Pág 113)

Metáfora: Se utiliza, por ejemplo cuando Montag cree que los libros quedarán en su mente: “Si lees aprisa y lo lees todo, quizá parte de la arena permanezca en la criba” (Pág 88)
“Los libros sólo eran un tipo de receptáculo donde almacenábamos una serie de cosas que teníamos que olvidar” (Pág 92) Así define Faber a los libros, y respecto a su relación con Montag dice: “Soy la reina abeja, bien segura en la colmena. Usted será el zángano, la oreja viajera” (Pág 101)
Cuando Montag devuelve el libro Beatty le dice: “La oveja regresa al redil” (Pág 116)

Pregunta retórica: Cuando Montag piensa que libro devolverá: “¿Deberé entregar a Mr.Jefferson? ¿A Mr.Thoreau? ¿Cuál es menos valioso? (Pág 86)
Sobre la mujer que ríe y bebe, Montag piensa: “¿Cómo hará las dos cosas a la vez?” (Pág 104)

Personificación: Aparece en la descripción del auto de los bomberos“La salamandra anaranjada dormía con la barriga llena de petróleo” (Pág 115)

Políptoton: “La gente era forzada a la sumisión; no huía, no había sitio donde huir (…)” (Pág 89) Se refiere a la gente que viaja en el metro.
Sobre Faber se dice: “Había blancura en la pulpa de sus labios, en sus mejillas y su cabello era blanco (…)” (Pág 90)
La señora Phelps habla sobre los maridos: “-Dicen que siempre muere el marido de otra. –También lo he oído decir. Nunca he conocido a ningún hombre que muriese en una guerra” (Pág 105)

Paralelismo: “Todas las falsas promesas, todas las ideas de segunda mano (…)” (Pág 86) Beatty habla sobre lo que quema.
“Necesitamos un respirador. Necesitamos conocimiento” (Pág 96) Dice Faber a Montag.
“Una rabia sustituida por otra. Una cólera desplazando a otra” (Pág 120) Son los sentimientos de Montag, cuando va a quemar su propia casa.

Tercera parte: “Fuego vivo”

Antítesis: Se utiliza cuando Montag habla del sabueso: “Algo que no estaba muerto ni vivo” (Pág 116) y cuando se refiere a las historias que recuerda cada vagabundo: “(…) y gran parte de ella estará equivocada, pero otra será correcta” (Pág 172)
En el final de la historia Montag piensa: “Una época para derrumbarse, una época para construir. Una hora para guardar silencio y otra para hablar” (Pág 175)

Sinestesia: En este caso se utilizó para describir el automóvil que perseguía a Montag: “Escuchó el ruido del vehículo que aceleraba, a dos manzanas de distancia, por la derecha. Los faros móviles se desplazaron bruscamente y enfocaron a Montag” (Pág 138) ,”Un vehículo lleno de chiquillos, de todas las edades, entre los doce y los dieciséis años, silbando, vociferando, vitoreando, habían visto al hombre” (Pág 141)
Cuando Montag va a casa de Black a dejarle unos libros: “Otro golpecito, un susurro y una larga espera. Luego al cabo de un minuto, una lucecilla brilló dentro de la casita de Faber” (Pág 141) y el sabueso lo persigue: “(…) él y Faber estaban sentados, bebiendo, en tanto que el Sabueso Mecánico olfateaba el último tramo de la pista, silencioso como la propia muerte, hasta detenerse frente aquella ventana” (Pág 145)
Luego Montag huye: “Retrocedió ante la ímpetu de la oscuridad, del sonido y del olor, le zumbaban los oídos” (Pág 154)

Metáfora: Describe a Beatty: “(…) un muñeco saltarín, gesticulante (…) se retorció sobre el césped” (Pág 131)
Montag está herido y siente mucho dolor: “Cuando apoyó su pie en ella, una lluvia de alfileres de plata le atravesó la pantorrilla (…)” (Pág 132)
“Sobre el inmenso río de cemento, el aire temblaba” (Pág 137) Se refiere a la calle pero también posee personificación.

Preguntas retóricas: Montag piensa en lo que podría ocurrir si lo atrapaban: “¿Tendría el tiempo para hablar cuando el Sabueso lo cogiera, a la vista de diez, veinte o treinta millones de personas?”, “¿Qué podría decir en una sola palabra, en unas pocas palabras que dejara huella en todos sus rostros y les hiciera despertar?” (Pág 146)

Personificación: Cuando aparecen los helicópteros que persiguen a Montag: “Dos docenas de ellos zumbaron, oscilaron indecisos (:..)” (Pág 136)
“La tierra corrió hacia él como una marea, (…) los árboles parecían correr hacia él, apartarse, correr” (Pág 155)

Poliptoton: El autor lo emplea cuando Beatty le dice a Montag que queme su propia casa: “Es tu casa y tú debes limpiarla” (Pág 127)
También cuando Montag mata al capitán: “-El capitán ha muerto. Encontró la cápsula, oyó la voz de usted y se proponía a buscar su origen. Lo maté” (Pág 142)

Paralelismo: “El vehículo se precipitaba. El vehículo zumbaba. El vehículo aceleraba” (Pág 138) Es el momento en que están por atropellarlo.
Montag huye por las vías: “Con los ojos llenos de negrura, los oídos llenos de sonidos” (Pág 156)
Este recurso también aparece en la conversación de Faber y Montag: “No pidas garantías, no pidas seguridad” (Pág 168)

Polisíndeton: Es la unión de las distintas ideas mediante conjucción “Y” por ejemplo: “Y ya va siendo tarde. Y la guerra ha empezado. Y estamos aquí (…)” (Pág 162)

Camila Guarino

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 22/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.