Camila Grillo- "Iluminando el camino de muchos, una diosa joven y sin arrugas."

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Camila Grillo- "Iluminando el camino de muchos, una diosa joven y sin arrugas."

Mensaje  camilagrillo el Vie Jun 15, 2012 12:35 am









En la narración, se presenta una niña, Sara, aquel personaje al que vamos a citar. ¿A que llamamos ser aquella niña? Lo que en ella se destacaba era la gran libertad que tenia consigo misma, porque su madre podría no permitirle tantas cosas, pero Sara se daba el lujo de permitirse esta plena libertad de soñar; “Lo que ella quería de mayor era ser actriz y pasarse todo el día tomando ostras con champan y comprándose abrigos con el cuello de armiño, como uno que llevaba de joven su abuela Rebeca en una foto que estaba al principio del álbum familiar y que a Sara le parecía la única fascinante.” (pág. 39). Lo más importante para una niña, supongo que será sus influencias maternas, su madre, sus abuelas, o aquel personaje que en su vida determina una mujer ideal para cada niña. Sara adoraba a su abuela, quería ser como ella; “Y era como despertarse, como caerse de las nubes del país de las maravillas.” (pág. 48); como muchas otras niñas que buscan siempre su refugio inconsciente en su madre, su hermana mayor, o como Sara, su abuela; “A Sara se le contagiaba la alegría de su abuela.” (pág. 90). ¿Y si a Sara le abundaban sus dudas o miedos y se dejaba influir, con su debilidad, por cosas o personas que no valieran tanto la pena? Lo contrario seria que, como pasa algunas veces, las personas de corta edad logren ser influidos por personas que no requieren de ellos por el simple hecho de haberse cruzado, sino el hecho de una necesidad, un interés, o una simple burla; “No soy mas que un vulgar hombre de empresa, pero, eso si, inmensamente rico. Mira, ves allí aquella terraza con frutas de colores que se encienden?” (pág. 189); “La niña que había inventado lo del jamón.” (pag.46); donde la niña da a conocer su ingenuidad.
Lo más importante es que aquella niña no sienta su propio rechazo, que sienta la mayor plenitud consigo misma, que adore su realidad; “Sara, tenia que quedarse a solas para conocer la atracción del impulso, la alegría de la decisión y el temor del acontecer.” (pág. 180). A partir de esa decisión y esa responsabilidad que esta niña estaba tomando, comenzaban sus dudas, como comienzan las de cualquier chica al comenzar a crecer, a formarse como aquella mujer que idealizamos ser; “y entonces se le empezaban a agolpar las preguntas sensatas.” (pág. 48); “No sabia que pregunta hacerle primero a las muchísimas que se le atropellaban pidiendo salida.” (pág. 178).
No estoy de acuerdo con aquellos personajes que pueden aparecer para confundir un poco de la realidad de aquella niña, aunque sea inconscientemente, como por ejemplo cuando Rebeca criticaba las locuras de la madre de Sara; “a los niños lo que hay que hacer es contestar a lo que te preguntan, y si no les quieres decir la verdad, pues les cuentas un cuento que parezca la verdad.” (págs. 43 y 44); ya que no cuentan con tanta voluntad para el buen crecimiento e inteligencia que la niña pueda obtener a lo largo de su desarrollo. Lo contrario seria, que es con lo que si estoy de acuerdo, es con aquellas personas que aparecen y hacen sentir con un acto, por mas pequeño que sea, una gran ayuda en su desarrollo; “La mujer que estaba sentada enfrente avanzo despacio a través de la mesa y vino a posarse sobre la de la niña, como si quisiera abrigarla de peligros reales o imaginarios.” (pág. 160). Lo mas importante es “Nada podrá descubrir quien pretenda negar lo inexplicable. La realidad es un pozo de enigmas.” (pág. 191) ya que es de valiente arriesgarse a sumergirse entre la realidad que nos rodea con tan corta edad, con el avance de su crecimiento.
Llega el momento, en donde esa niña que presentábamos al principio, ya se encontraba en su situación más plena, “como si te desplegaras de ella?” (pág. 170), donde ya la abuela, si bien seguía siendo su ideal, no lograba llenarla. Supongo que cada niña al ir creciendo reúne sus miedos y, a veces, se los carga a la madre, ya que fue ella quien permitía o no, a quien obedecíamos; “Ahora no pierdas tiempo en mirarme hasta que yo te de permiso.” (pág. 173). Su crecimiento, su desarrollo, su real madurez, la hacían sentirse libre, fuerte, dando a conocer sus miedos, sus proyectos, sus capacidades, entre algunas otras cosas; “sentirse libre se siente por dentro y no se puede decir.” (pág. 147).
Lo mas importante es que una joven crecida se sostiene gracias a aquella infancia, aquel momento en que se iba formando “como un camino de esperanza a seguir entre la tiniebla” (pág. 220), con un motivo para seguir avanzando, “seguir siendo la antorcha que ilumine el camino de muchos, una diosa joven y sin arrugas.” (pág. 170).

camilagrillo

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 15/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.