Poder de elección - ensayo de Caperucita roja en Manhattan.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Poder de elección - ensayo de Caperucita roja en Manhattan.

Mensaje  Ursula S. Larraquy el Jue Jun 14, 2012 11:01 pm

Elección. Todos tenemos, en diferentes medidas, algún poder de elección, ya sea en el accionar visible de cada persona o en sus más íntimos pensamientos. De aquí se puede deducir que elegimos, en cualquier ámbito de nuestras vidas, sólo si somos libres de hacerlo, ya que existen muchas áreas en donde nos encontramos incapaces o no se nos permite elegir. Desde pequeños, además, somos guiados en nuestras decisiones, e incluso muchas veces estas son tomadas nuestro lugar. Luego queda en nosotros continuar esa ruta ideológica preestablecida por nuestros mentores o forjar un cambio y decidir por nosotros mismos, basándonos en nuestros intereses. Podemos elegir según nuestros gustos, afinidades, necesidades, sueños… y así es como Sara Allen eligió su modelo femenino a seguir, impulsada por aquellas fuerzas innatas en constante búsqueda de la armonía interior. Pero ¿por qué su inclinación hacia la abuela Rebecca y no hacia su madre? ¿Por qué anhelaba tan intensamente encontrar la “libertad”?

A mi parecer, todos tenemos naturalmente facultades o características internas desde el nacimiento que luego vamos desarrollando a medida que crecemos. Dichas particularidades, son influidas por factores externos desde la muy temprana niñez, alentando a que se fortalezcan o se atrofien. Aunque quizás algunas muy arraigadas a nuestra identidad nunca puedan ser atrofiadas.

En el caso de Sara, podemos considerar como máximo estimulador de sus ansias de descubrimiento y propulsor de sus intereses al antiguo amante de su abuela, el italiano Aurelio. Él era dueño de una gran librería, la cual Sara moría por conocer tanto como a él mismo, pero lamentablemente al separarse de su abuela nunca llegó a hacerlo. Libros como Alicia en el País de las Maravillas, que fomentaban su infantil imaginación y deseos de expresarse, eran los que Aurelio le regalaba a través de su abuela a la niña. Sara pasó cantidades de noches en su habitación, acompañada sólo por sus libros, inventando “farfanías”, palabras cuyo significado conserva para sí misma. Aurelio también le regaló un mapa de Manhattan, el gran jamón con espinacas en su centro, que ella contempló infinidades de veces, tantas que hasta se conocía sus calles sin haberlas recorrido alguna vez. Este es el momento en el cual ella puede ubicar geográficamente a la famosa estatua de la libertad, y cuando se inicia en su camino hacia ella, tanto física como espiritualmente.

En cuanto a su abuela Rebecca Little, mejor conocida como la ex cantante de music-hall Gloria Star, podría ser descripta como una mujer liberal, espontánea, vívida, capaz de disfrutar de los placeres mundanos, todo lo que su hija Vivian, madre de Sara, no era ni pretendía ser alguna vez. Sara acompañaba a su madre una vez por semana a visitar a la abuela que vivía en Morningside Heights, mientras ellas residían en el periférico Brooklyn. Esta era la única salida hacia Manhattan que habitualmente Sara hacía, pero que no le permitía ver ni sentir el alma del propio distrito tan soñado por ella. Aquí podemos apreciar la futura y notable repercusión en Sara de uno de los restrictivos actos de su madre, donde por creencias propias de lo que es seguro hacer y lo que no, lo que se debe hacer y lo que no, nunca complació los sueños de su hija.

De cualquier forma, Sara no iba a conformarse solo con lo que su madre quería o suponía que era mejor para ella. Durante su escape de aquel monótono hogar en aquel aislado barrio, es donde se topa con otra inspiradora de su gran y curioso espíritu, la mismísima Libertad: Miss Lunatic. Ella la alienta, acompaña y aconseja para que pueda cumplir con el objetivo de su aventurado e independiente viaje, el primero por cierto. Es ella quien le proporciona la información y coraje necesarios para llegar a la estatua de la libertad, y completar así su deseo más anhelado.


Tal vez es que dichas motivaciones, intereses y sueños relacionados con la libertad y el mundo que la rodea son los que ve identificados con su abuela y no con su conservadora madre. Tal vez es que siempre estuvieron allí, pero sólo con la ayuda de Aurelio fueron revelados, y la de Miss Lunatic llevados a cabo. Tal vez es que inconscientemente ella rechazó lo que sentía diferente a su ser, para adoptar así las cualidades con las cuales sentirse cómoda, feliz, libre… sentirse ella misma. "Vuestros hijos no son vuestros hijos: son los hijos y las hijas de las ansias de vida que siente la misma vida" , decía el libanés Gibran Jalil Gibran, palabras que probablemente Sara quisiera alguna vez haberle dicho a su madre en sus intentos por formar a su hija de la manera que ella consideraba más adecuada, sin tener en cuenta las necesidades de todo niño de expresarse, imaginar, fantasear o jugar con la vida misma. ¿Será por esa represión interna provocada en Sara que no elige ser como ella?

Considerando el triunfante final de esta historia para Sara, me gustaría compartir mi postura en cuanto a la libertad de elegir lo que queremos ser, y no lo que nos imponen. No creo que algo en la vida esté previamente establecido ni debamos complacer los deseos de los demás sobre nosotros. Todos deberíamos seguir como modelo a quien o a lo que nos parece se identifica más con lo que sentimos internamente. Asimismo, cada uno tiene tanto el derecho como el deber de permitirse soñar sin ser o sentirse reprimido por alguien más, somos tan responsables de lo que nuestra libertad de expresión pueda causar como de lograr propiamente hacer eso: expresarnos. Y en cuanto a las palabras de Manuel Azaña, "la libertad no hace felices a los hombres, los hace sencillamente hombres", me gustaría poder preguntarle si alguna vez , siendo privado de la libertad, pudo ser feliz, ya que particularmente yo lo encuentro imposible.
Miranfú.

- "Vuestros hijos no son vuestros hijos: son los hijos y las hijas de las ansias de vida que siente la misma vida" - Gibran Jalil Gibran (citasyrefranes.com)
- "La libertad no hace felices a los hombres, los hace sencillamente hombres" - Manuel Azaña (citasyrefranes.com)



Ursula S. Larraquy

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 12/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Poder de elección - ensayo de Caperucita roja en Manhattan.

Mensaje  Lucila macarena Perez el Jue Jun 14, 2012 11:52 pm

El ensayo esta muy bien redactado y tanto en la introducción como en el desenlace esta bien expresado. El titulo va acorde a lo publicado, desarrollo ampliamente la historia de vida de Sara y sus allegados y su opinión personal fue muy critica respecto a la libertad en general.

Lucila macarena Perez

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 14/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.