federico iquierdo 2°adm todos los fuegos el fuego

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

federico iquierdo 2°adm todos los fuegos el fuego

Mensaje  fede el Dom Jun 03, 2012 12:58 am

¨¨Todos los fuegos el fueg¨¨

La mujer de un procónsul romano se enamora de un famoso gladiador: un simple cruzarse de miradas, pero que no pasa in¬advertido al marido. Éste, herido y resentido, organiza un es-pectáculo en el que va a poner al gladiador en una situación de la que será muy difícil que salga vivo. Quiere que su mujer asis¬ta al espectáculo para humillarla; pero ella es fuerte y dueña de sus sentimientos, de forma que los controla y oculta.

“La señorita Cora”

La trama transcurre en la clínica donde han intervenido qui¬rúrgicamente a Pablito, adolescente de 15 años, hijo consentido de una madre sobreprotectora. El muchacho experimenta por primera vez el enamoramiento, sintiéndose atraído por su enfer¬mera Cora: joven de 19 años que lleva una vida inmoral.

Al principio, la enfermera no da importancia a la actitud del muchacho y hiere de continuo sus sentimientos; finalmente se siente halagada e intenta a su vez conquistar a Pablito, pero ahora éste despechado la rechaza.

“La isla a mediodía”

El hombre que huye de la sociedad y de sus complicaciones, para refugiarse en la vida tranquila y recogida de la naturaleza.

Marini, aeromozo de un vuelo regular de Roma a Teherán, al pasar por las islas del mar Egeo, se fija durante varios viajes en una de ellas a la que desea poder ir un día; y lo logra al fin. A las pocas horas de estar gozando de la isla, oye el ruido de un avión, no quiere verlo, pero cuando, vencido por la curiosidad, lo mira, se da cuenta de que está cayendo al mar a pocos me¬tros de donde está él. Se lanza al agua y al acercarse al lugar donde cayó, sólo encuentra un agonizante: lo lleva, pero muere antes de llegar a la playa.
“La autopista del sur”

Un congestionamiento de tráfico, la tarde de un domingo, en la autopista del sur de París da a Cortázar el tema para desa¬rrollar este cuento. Aprovecha el percance para describir situa¬ciones y sucesos de la vida humana en un mundo compacto o concentrado.

Para lograr lo que se propone extrapola el incidente, lleván¬dolo hasta lo inverosímil. Lo que comienza en un conglomerado normal de automóviles, se prolonga durante semanas y podemos suponer que hasta meses, en los que suceden muchas cosas; hay cambios extremos de clima, desde mucho calor a intensas ne¬vadas. Lo que le interesa a Cortázar es describir la variación de circunstancias que pueden suceder en la vida y las reacciones frente a ellas.

Como los conductores de los vehículos pasan tanto tiempo en la carretera, afloran las dificultades: carencia de alimentos, en¬fermedades, muertes naturales, histerias, etc.; y también mercado negro, bulos, un suicidio, y hasta unos amores.
“La reunión”
Un grupo de guerrilleros desembarca en una isla. Su jefe les ha precedido y deben encontrarlo en un lugar determinado. Se narran las aventuras que sufre el grupo desde que, al acercarse a la isla, comienzan a hostigarlos los aviones enemigos; el desembarco entre pantanos, el avance lleno de dificultades hacia el lugar convenido, hasta que se encuentran con el jefe. Todo ello es el ambiente externo para ir describiendo la conducta de los protagonistas: recuerdos, ideales mezclados con el transcurso diario de la vida.

“La salud de los enfermos”
Mamá —no tiene otro nombre en el cuento— es una señora enferma, más de neurastenia que de otra cosa, a la que se oculta la muerte de un hijo, Alejandro, y de una hermana, Clelia, crean¬do para ello una farsa que llega a lo inverosímil y grotesco.

La familia de Mamá, incluida la novia de Alejandro, urden el engaño porque piensan que no podrá resistir los golpes, lo que supone una minusvaloración de su capacidad de sufrimiento y fortaleza, reduciéndola a una condición infantil y de cretinismo. Al final del cuento se verá que Mamá sí tenía fortaleza.

Los familiares para mantener la farsa “mandan” a Alejandro a Brasil, donde le hacen triunfar profesionalmente; pero Mamá quiere tener noticias de su hijo y esto complica las cosas, pues tienen que escribir cartas tanto en un sentido como en otro. Las de Alejandro —a máquina, contra toda costumbre familiar— son previamente escritas por sus familiares y enviadas a un ami¬go de Brasil para que las remita a Mamá. Todas estas cartas han de guardar una secuencia lógica.

Con el paso de los días las cosas se van complicando llegán¬dose a situaciones grotescas y cómicas.


“El otro cielo”

Narra la vida de un hombre que comienza desde adolescente a frecuentar los barrios de una ciudad, que tiene algo de Buenos Aires y de París, lugares donde ha vivido Cortázar. Aparentemen¬te el tema es fácil y vulgar. Pero aquí se muestra la habilidad de Cortázar que, con pocas palabras, describe este tipo humano ca¬rente de valores. Al leer el cuento se saca la impresión de que los protagonistas, hombres y mujeres, son tipos apáticos, aburri¬dos, tristes, sin amigos auténticos, sin ilusiones, confusos, tímidos y vergonzosos.

El cuento comienza así: “Me ocurría a veces que todo se dejaba andar, se ablandaba y cedía el terreno, aceptando sin re¬sistencia que se pudiera ir así de una cosa a otra”. Una vida fácil, sin exigencias, sin esfuerzo, sin ideales ni nada por lo que luchar: dejarse llevar, la ley del mínimo esfuerzo.

El protagonista narra su vida: vivió de niño con un padrastro que no se preocupaba de él; su madre es una mujer blanda que no muestra muchos cuidados ni energía, que se enfada cuando su hijo —ya mayor— no duerme en casa, pero que se contenta con cualquier regalito.

“Instrucciones para John Howell”

Desde antiguo se ha utilizado como argumento en la litera¬tura universal la comparación de la vida con el sueño o con el teatro. En el presente cuento, Cortázar hace esto último: “Pen¬sándolo después... todo esto hubiera parecido absurdo, pero un teatro no es más que un pacto con el absurdo...”. Así comienza el cuento.

Rice, el protagonista, va a una función de teatro en la que el primer acto es mediocre; al final de ese acto, los empresarios le piden a él, que es un simple espectador, que suba a represen¬tar el papel de actor principal (John Howell), dándole para ello instrucciones muy breves; lo demás se lo dejan a su iniciativa. Aunque se resiste, porque le parece absurdo, accede a salir; actúa en el segundo y tercer actos y lo hace con soltura e iniciativa, sin atenerse mucho a la lógica de la secuencia de la obra. La actriz principal, Eva, le dice como en secreto, a lo largo del tercer acto, que no permita que la maten; él no lo toma muy en serio. Los empresarios no lo dejan salir para el cuar¬to acto porque se ha tomado muchas libertades y lo expulsan violentamente del escenario; entonces, desde su butaca ve el úl¬timo acto, en el que efectivamente envenenan a Eva con un lí-quido. Cuando Rice y Howell se dan cuenta del suceso salen precipitadamente a la calle; huyen juntos pues son los únicos, además de los empresarios, que saben lo que ha pasado en la escena.

RELACION ENTRE CUENTOS:

Autopista del sur y la Isla al mediodía. La relación es querer escapar de la realidad que les toca. vivir a los personajes.
Autopista del sur y reunión. La relación es un grupo de personas con un objetivo en común.
Todos los fuegos el fuego y el otro cielo. La relación es la igualdad que tienen los personajes en dos épocas y dos lugares distintos.
Salud de los enfermos y señorita cora. La relación que hay es las enfermedades de los personajes de cada cuento.
La isla al mediodía y el otro cielo. La relación que hay es que los protagonistas sueñan con estar en otros lugares.

fede

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 07/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.