Rodrigo Figliano 2º ADM Plácido Marín Reseña de Todos los Fuegos El Fuego

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rodrigo Figliano 2º ADM Plácido Marín Reseña de Todos los Fuegos El Fuego

Mensaje  Rodrigo2012 el Sáb Jun 02, 2012 7:36 pm

Reseña de: Todos Los Fuegos El Fuego.

1) (1) Autopista del Sur – 5) La isla a Mediodía: La relación que se presenta en estos dos cuentos es el querer escapar de la realidad que les toca vivir a los protagonistas, en uno salir de la rutina del trabajo yendo a una isla para vivir libremente, y en el otro salir del embotellamiento accidental que los priva de las necesidades básicas para poder vivir. La fantasía que se presenta en los dos cuentos es el deseo, en la autopista del sur volver a sus destinos y en La isla a mediodía ir a la isla en forma de tortuga.
La Autopista del Sur: Todos desean salir del embotellamiento llegar a casa para poder bañarse, comer y descansar: …‘‘Mucha gente había salido de los autos recalentados, porque otra vez llevaban horas sin avanzar; se empezaba a sentir sed, ya agotadas las botellas de limonada, la coca-cola y hasta los vinos de a bordo. Ya deseában llegar’’…
La Isla a Mediodía: Marini desde una parte del avión todos los mediodías observa y adora a la isla deseando ir a la misma: …‘‘La primera vez que vio la isla, Marini estaba cortésmente inclinado sobre los asientos de la izquierda, ajustando la mesa de plástico antes de instalar la bandeja del almuerzo, Marini siguió pensando en la isla, mirándola cuando se acordaba o había una ventanilla cerca, casi siempre encogiéndose de hombros al final’’…

2) 1) Autopista del Sur – 3) Reunión: La relación que hay entre estos dos cuentos es que hay un grupo de personas con un objetivo en común. La fantasía es el deseo en los dos cuentos. (Sino explicar todo el embotellamiento y llegar a sus destinos en el 1 y en el 3 salvar al jefe Luis / también llegando al destino).
La Autopista del Sur: En el transcurso de las horas las personas que estaban en los vehículos se fueron conociendo: …‘‘poner en marcha el motor, avanzar tres metros, detenerse, charlar con las dos monjas del 2HP a la derecha, con la muchacha del Dauphine a la izquierda, mirar por el retrovisor al hombre pálido que conduce un Caravelle, envidiar irónicamente la felicidad avícola del matrimonio del Peugeot 203 (detrás del Dauphine de la muchacha) que juega con su niñita y hace bromas y come queso, o sufrir de a ratos los desbordes exasperados de los dos jovencitos del Simca que precede al Peugeot 404’’…

Reunión: El protagonista conforma un grupo de guerrilla donde que su jefe Luis ha sido secuestrado: …‘‘Nada podía andar peor, pero al menos ya no estábamos en la maldita lancha, entre vómitos y golpes de mar y pedazos de galleta mojada, entre ametralladoras y babas, hechos un asco, consolándonos cuando podíamos con el poco tabaco que se conservaba seco porque Luis (que no se llamaba Luis, pero habíamos jurado no acordarnos de nuestros nombres hasta que llegara el día) había tenido la buena idea de meterlo en una caja de lata que abríamos con más cuidado que si estuviera llena de escorpiones’’…
3) 7) Todos los Fuegos el Fuego – Cool El otro Cielo: La relación que es la semejanza que tienen los personajes en dos épocas (Fantasía) y en dos lugares diferentes, por ejemplo: entre Buenos Aires y Paris (Pasaje Güemes y La Galerie Vivenne) o Imperio Romano y Un departamento en el 10mo piso en Paris (Siglo XX y Siglo XIX / Irene – Gladiador o Roland – Jeanne.)
Todos Los Fuegos El Fuego: En el Imperio romano sucedía el enamoramiento entre el gladiador e Irene y la infidelidad al Procónsul, mientras que en el otro siglo en un 10mo piso de un dpto. de París sucede el enamoramiento entre Roland y Jeanne: …‘‘Te reservaba esta sorpresa”, dice el procónsul. “Me han asegurado que aprecias el estilo de ese gladiador.” Centinela de su sonrisa, Irene inclina la cabeza para agradecer. “Puesto que nos haces el honor de acompañarnos aunque te hastían los juegos”, agrega el procónsul, “es justo que procure ofrecerte lo que más te agrada’’…

El otro Cielo: El protagonista sale de su trabajo y empieza si imaginación a otro siglo o lugar (del pasaje a la galería): …‘‘esa Galerie Vivienne a un paso de la ignominia diurna de la rue Réaumur y de la Bolsa (yo trabajo en la Bolsa), cuánto de ese barrio ha sido mío desde siempre, desde mucho antes de sospecharlo ya era mío cuando apostado en un rincón del Pasaje Güemes’’…

4) 2) La Salud de Los Enfermos – 4) La Señorita Cora: La relación que hay entre estos dos cuentos es la enfermedad del personaje principal.
La Salud de Los Enfermos: Le ocultaron la verdad de Alejandro (su muerte) a Mamá por miedo que le pase algo con su salud: …‘‘pero a mamá no se le podían dar noticias inquietantes con su presión y su azúcar, de sobra sabían todos que el doctor Bonifaz había sido el primero en comprender y aprobar que le ocultaran a mamá lo de Alejandro’’…
La Señorita Cora: Pablo (protagonista) debe ser internado de urgencia tras padecer Apendicitis: …‘‘entró tan pálido el pobrecito como si fueran a operarlo en seguida, sabiendo que lo iban a operar’’…

5) (5) La Isla a Mediodía – (Cool El otro Cielo: Se relacionan porque en los dos cuentos los protagonistas sueñan (Fantasía) con estar en otros lugares que los ayudan a escapar de la rutina del trabajo y de su vida cotidiana.
La Isla a Mediodía: Marini estando en su trabajo (el avión) imagina ir a esa isla que admira mucho desde que la vió por primera vez: …‘‘Volvió mar afuera, se abandonó de espaldas. Lo aceptó todo en un solo acto de conciliación que era también un nombre para el futuro’’… …‘‘Cuando llegó a la mancha verde entró en un mundo donde el olor del tomillo y de la salvia era una misma materia con el fuego del sol y la brisa del mar’’…
El Otro Cielo: El protagonista cuando sale de su trabajo (en la bolsa) se va siempre a un pasaje llamado Güemes donde siempre imagina estar en una galería de París (Galerie Vivenne): …‘‘Todavía hoy me cuesta cruzar el Pasaje Güemes sin enternecerme irónicamente con el recuerdo de la adolescencia al borde de la caída; la antigua fascinación perdura siempre, y por eso me gustaba echar a andar sin rumbo fijo, sabiendo que en cualquier momento entraría en la zona de las galerías cubiertas, donde cualquier sórdida botica polvorienta me atraía más que los escaparates tendidos a la insolencia de las calles abiertas. La Galerie Vivienne, por ejemplo, o el Passage des Panoramas con sus ramificaciones’’…



Rodrigo2012

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 06/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.